El Gobierno destina 6.500 millones para actualizar las pensiones de 2022

Pedro Sánchez anuncia que el Consejo de Ministros aprobará la medida el próximo martes, lo que repercutirá en 10 millones de personas

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/ Paco Paredes

El Consejo de Ministros aprobará este martes una nueva actualización del sistema de pensiones que elevará la nómina que reciben cada mes cerca de 10 millones de personas en España. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este sábado la medida que supondrá un desembolso económico de 6.500 millones de euros para hacer frente a la subida.

La nueva actualización permitirá elevar la remuneración que actualmente perciben diferentes colectivos en el país, especialmente aquellos con las rentas más bajas. La pensión mínima pasará desde los 637 euros hasta los 720, mientras que el subsidio medio por viudedad se elevará de 649 a 711 euros al mes.

La nueva actualización servirá para todo el ejercicio de 2020 y afectará también al grueso de los pensionistas. La prestación media de los jubilados crecerá desde los 1071 euros mensuales que actualmente se perciban hasta los 1.182. Es una subida de 97 euros en la nómina mensual.

Pedro Sánchez ha aprovechado un acto del Partido Socialista en Gijón para anunciar esta nueva medida con la que pretende compensar los estragos de la crisis del coronavirus. «Los mayores son los que han sufrido con particular gravedad el embate de este covid, de este maldito virus. Tenemos que darles ese reconocimiento», ha expresado.

El Gobierno actualiza las pensiones un mes después de obtener luz verde a su reforma

El anuncio se ha producido apenas un mes después de que el Gobierno aprobara los primeros flecos de la reforma de las pensiones que ha ideado el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. El mayor cambio supuso la entrada de un nuevo mecanismo de revalorización de las pensiones que las vincula a la evolución de la inflación de los precios del consumo.

El decreto ley también introdujo algunas novedades como los coeficientes reductores de la jubilación anticipada para tratar de alargar la vida laboral de los españoles o los cambios en materia de la denominada jubilación forzosa para seguir con las recomendaciones expresadas en el seno del Pacto de Toledo.

Sin embargo, el ministro socialista todavía tiene pendiente sacar adelante la segunda parte de su proyecto sobre las pensiones que se antoja más complicado. Las críticas de Unidas Podemos ante sus mensajes para estirar el período de cómputo para el cálculo de la jubilación o el malestar que ha generado su política de cuotas sobre los autónomos serán los dos grandes frentes.