El sector inmobiliario repunta: la compraventa marca en marzo su mayor cifra desde julio de 2019

La compraventa de viviendas se disparó un un 32,4% gracias sobre todo al alza de la vivienda nueva (+52,6%) y también de la usada (+27,8%)

Viviendas

Viviendas

El 14 de marzo de 2020 el Gobierno decretó el Estado de alarma y el confinamiento domiciliario en España como consecuencia de la Covid-19, lo que supuso la paralización de todas las actividades no esenciales y el parón de la compraventa de viviendas, ya que notarios y registradores solo atendían casos de urgencia.

En consecuencia, se refleja una evolución abultada de la compraventa de viviendas, que registró un alza del 32,4% el pasado mes de marzo al compararse con marzo de 2020, mes afectado durante dos semanas por el Estado de alarma. Aun así, se sumaron 47.332 operaciones, la cifra más alta desde julio de 2019, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De hecho, el alza de marzo supone la vuelta al terreno positivo tras los retrocesos de enero (-15,4%) y febrero (-4,3%), y el incremento es el mayor desde que comenzó la serie histórica, en el año 2007.nivel mensual la compraventa de viviendas repuntó en marzo un 9,6% en relación a febrero, marcando su mayor alza en un mes de febrero en al menos cinco años, ya que en los ejercicios previos había incluso retrocedido, como en 2020 (-20,7%).

Motor de recuperación: vuelve a nivel prepandemia

Los datos reflejan que el sector inmobiliario, que se había quedado estancado durante 2020 por las dificultades derivadas de las limitaciones de movimiento y el consecuente freno generalizado de la operaciones, está llamado a ser uno de los motores de la recuperación.

A la demanda acumulada de estos meses se suma el hecho de que muchos españoles se han pasado a la compra de vivienda, ya que si antes de la pandemia el 39% de los que buscaban lo hacían en el mercado de la compraventa, este porcentaje ha pasado al 43% después del estallido de la pandemia, según datos de Fotocasa.

Y es que la crisis sanitaria y en especial el confinamiento han impulsado a los españoles a querer cambiar de domicilio en búsqueda de casas con terrazas y balcones, o con mayores espacios, un tipo de vivienda más común en las periferias de las grandes ciudades o en los municipios más pequeños.

La directora de Estudios de Fotocasa, María Matos, explica que los datos de compraventa muestran que “el sector se ha recuperado, que el inmobiliario se ha repuesto y que se presenta con fuerza y estabilidad para liderar la recuperación económica del país”.

Así las cosas, se logran recuperar por primera vez la situación prepandemia y para los próximos meses los expertos auguran que la evolución positiva debería ir confirmándose al ritmo que lo haga en la economía del país. Eso sí, el director de estudios del portal inmobiliario pisos.com, Ferran Font, subraya que los datos están “totalmente condicionados” al éxito del plan de vacunación, a las evoluciones macroeconómicas y a los cambios legislativos en materias de vivienda.

Las nuevas tendencias tras el confinamiento impulsan la vivienda nueva

El fuerte repunte de la compraventa de viviendas en España estuvo motivado un mes más por el alza en las transacciones de vivienda nueva, con un repunte del 52,6% anual en marzo, hasta las 10.149 viviendas, su mayor cifra desde julio de 2014.

Desde Fotocasa explican a Economía Digital que ha estado muy propiciado por las nuevas tendencias que ha dejado el coronavirus y el confinamiento vivido hace un año, ya que los ciudadanos le está dando más valor que nunca a la vivienda y muchos de ellos están buscando en la periferia de las grandes ciudades, donde el stock de vivienda nueva es muy abundante.

No obstante, la compraventa de vivienda usada anotó también una subida del 27,8% en el tercer mes del año, hasta las 37.183 viviendas de segunda mano, un cifra que no se registraba desde enero del año pasado.

Se consolida así la tendencia de trasvase de compradores de viviendas usadas a casas nuevas, si bien la vivienda usada sigue representando el mayor porcentaje sobre las compraventas totales (78,6%), muy por encima de lo que supone la vivienda nueva (21,4%).

Los expertos achacan esta tendencia al embalsamiento de la demanda de este tipo de transacciones y a las facilidades de pago por las posibilidades de estructurar el esfuerzo de compra y acceder directamente a la financiación asociada al préstamo promotor y a las nuevas tendencias tras el coronavirus, así como a las mayores posibilidades que ofrece el teletrabajo y las nuevas tendencias tras el confinamiento por la Covid-19.

El 91,3% de las viviendas transmitidas por compraventa en el tercer mes del año fueron viviendas libres y el 8,7%, protegidas. La compraventa de vivienda libre subió un 32,9%, hasta 43.234 viviendas, y la protegida un 28%, hasta 4.098 operaciones.

Madrid, Cantabria y La Rioja lideran los repuntes

Por regiones, las comunidades que presentaron los mayores incrementos anuales en el número de compraventas de viviendas en marzo fueron la Comunidad de Madrid (+59,2%), Cantabria (+56,9%), La Rioja (+55,6%), Asturias (+52,4%) y Galicia (+46%).

De hecho, Islas Baleares fue la única región que registró una caída en el número de operaciones en marzo, con una merma del 3%.

Por volumen, los mayores se dieron en Andalucía (9.043 operaciones, un 30,7% más), la Comunidad de Madrid (7.496, un 59,2% más) y Cataluña (8.105, un 34,3% más).

Las fincas transmitidas despuntan un 37,5%

Por su parte, el número de fincas transmitidas inscritas en los registros de la propiedad (procedentes de escrituras públicas realizadas anteriormente) en el mes de marzo fue de 200.774, un 42,3% más interanual. Conforme al tipo de adquisición, las compraventas de fincas registradas supuso el mayor volumen de fincas transmitidas, de 99.410, con un aumento anual del 37,5%. 

Por herencia se transmitieron 48.390 viviendas (+64,5%), por donación 6.122 (+50,2%) y por permuta (+28,9%), por otro tipo como concentraciones parlamentarias u operaciones conjuntas se transmitieron 46.254 fincas (+32,7%).

Dentro de las compraventas, el 85,2% de las registradas en marzo corresponde a fincas urbanas y el 14,8% a rústicas. En el caso de las urbanas, el 55,9% son compraventas de viviendas. El número de compraventas de fincas rústicas sube un 45,1% en marzo en tasa anual, mientras que el de fincas urbanas sube un 32,4%.

En el tercer mes del año el número total de fincas transmitidas inscritas en los registros de la propiedad por cada 100.000 habitantes1 alcanza sus valores más altos en  La Rioja (1.053), Castilla y León (849) y Castilla–La Mancha (762).
La Rioja (97,2%), Cantabria (74,3%) y Comunidad de Madrid (66,5%) registran las tasas de variación anuales más elevadas, en tanto que la única comunidad con tasa de variación negativa es Canarias (–2,7%). Por su parte, Andalucía (34,3%) y Comunidad Valenciana (35,5%) registran los menores aumentos.