Los accionistas de BBVA protestan ante la segunda subida de comisiones en cuatro meses

El banco les exige tener 4.000 acciones en lugar de 1.000 para que estén exentos de pagar comisiones a partir de junio

Oficinas del BBVA, en Madrid

BBVA ha decidido subir comisiones por segunda vez en menos de cuatro meses y esto no ha gustado ni a los clientes ni a los accionistas. Los primeros llevan mostrando su descontento en las redes sociales desde principios de abril, cuando el banco envió les una carta informándoles de los cambios.

Los accionistas han aprovechado la celebración de la junta general de accionistas de este martes para manifestar que no están de acuerdo con el cambio de política de comisiones del banco, que empezará a aplicar el próximo 15 de junio.

“El pasado 8 de abril recibimos con estupor un cambio de comisiones solo cuatro meses después del anterior cambio” aquejaba un accionista. BBVA avisó de que el ingreso mínimo que debe recibir un cliente en su cuenta cada mes para no pagar comisiones ahora será de 800 euros, frente a los 600 de antes.

En el caso de los pensionistas, o los que reciban una prestación por desempleo debe ser al menos de 300 euros. Asimismo, ahora se requerirá que el cliente tenga como mínimo cinco cargos por recibos domiciliados durante los cuatro meses anteriores a la fecha de liquidación de la cuenta.

O bien, que tengan una tarjeta de débito activa, es decir, con al menos 7 movimientos en los cuatro meses anteriores a la liquidación. Además de disponer de algún producto adicional contratado en el banco.

Esto son préstamos, hipotecas, seguros, productos de inversión con un importe mínimo de 5.000 euros o bien tener una tarjeta de crédito activa y gastar al menos 200 euros cada cuatro meses.

“Se ha tomado esta decisión de manera unilateral y se ha establecido un sistema donde se incrementa el nivel de vinculación en momentos tan crudos como la pandemia”, añaden. Lo que hará que muchos clientes no puedan cumplir con los nuevos requisitos.

Y en ese caso, BBVA cobrará una comisión de mantenimiento de cuenta (con liquidación trimestral, es decir, los días 15 de marzo, 15 de junio, 15 de septiembre y 15 de diciembre) de 40 euros, o lo que es lo mismo 160 euros al año.

En lo que respecta a los accionistas, las condiciones también han cambiado pues para beneficiarse del programa sin comisiones, ahora el banco les dice que será necesario tener 4.000 acciones en lugar de 1.000 que era lo que se pedía hasta ahora.

Las 4.000 acciones deben estar depositadas en una única cuenta o referencia de valores. No computará la suma de los valores depositados en varias cuentas o referencias. Este requisito se debe cumplir en al menos 1 de los 2 meses naturales anteriores a cada revisión mensual.

Nos exigen tener inmovilizadas las acciones a cambio de no pagar, mientras que a los nuevos clientes les ponéis alfombra roja con una cuenta sin comisiones a la que no podemos acceder los antiguos clientes”.

Y es que, un nuevo cliente puede abrirse una cuenta online sin comisiones ni requisitos de vinculación, mientras que los que ya son clientes no pueden.

Torres presume de que las comisiones de BBVA son más bajas que en otros bancos

Ante estas quejas, el presidente del banco, Carlos Torres justificaba que la actualización de tarifas y comisiones que se aplicará a mitad de junio, tiene el objetivo de priorizar la vinculación y tener liquidez con un entorno de tipos negativos.

Sin embargo, los vinculados “siguen beneficiándose” y el banco ha cumplido anunciando los cambios con el tiempo suficiente para que los que no quieran aceptarlas, puedan cancelar su cuenta.

En este sentido, también presumía de que están “muy por debajo que los competidores”. BBVA ya subió comisiones a principio de 2020, cuando sus clientes empezaron a pagar 100 euros desde los 60 que pagaban si no estaban vinculados.

CaixaBank lo hizo después y se impuso como el banco que cobra las comisiones más elevadas. Sus clientes pueden pagar hasta 240 euros sin no cumplen ciertos requisitos, entre medias, Sabadell elevó las suyas hasta los 120 euros.