Patrocinado por

BBVA se reúne este jueves con los sindicatos para detallar el ERE

En el encuentro del viernes, se constituyó la mesa de negociación y la entidad explicó los motivos que le llevaron a plantear este ajuste

El banco que preside Carlos Torres se reúne este jueves 22 por segunda con los sindicatos para detallar el ERE que BBVA anunció el pasado mes de enero. La primera reunión se celebró el pasado viernes 16, en ella se constituyó la mesa de negociación y la entidad explicó los motivos que le habían llevado a plantear este ajuste de empleo.

En concreto, el banco justificó este proceso de reestructuración de costes en motivos económicos – reducción de beneficio- de producción y organizativos. BBVA destacó que la transformación digital, acelerada por la pandemia, era el detonante.

La entidad quiere crear un nuevo modelo de banco, pero no ha desvelado cómo será, explican a Economía Digital desde el sindicato mayoritario. Tampoco han detallado cuántas personas se van a ver afectadas, ni siquiera qué consultora presentará el estudio en este nuevo encuentro, añaden.

Pese a ello, desde CCOO insistieron en la reunión en que se utilicen prejubilaciones, medidas de flexibilidad interna y reubicaciones. “Es decir, que todo el proceso de salidas sea voluntario”. También han pedido información sobre el nuevo proyecto que tiene en marcha el banco.

Los representantes de los trabajadores saben que en esta nueva reunión se darán los detalles del ERE, pero no todos confían en que se desvelen el número de afectados. Distintas casas de análisis calculan que pueden llegar a salir hasta 3.000 empleados.

Sin embargo, los representantes de los trabajadores consideran que es una cifra exagerada si se compara con los 8.000 que se presume que pueden salir de Caixabank tras absorber Bankia. En su caso hay duplicidades y solapamiento, un caso muy distinto al que se trata en BBVA.

Sin noticias en tres meses

El consejero delegado del grupo, Onur Genç, adelantó en enero durante la presentación de las cuentas anuales del banco que el banco ejecutaría un plan de reestructuración de costes en España en la primera mitad de este 2021.

No desveló más detalles, de hecho, explicó que el plan se encontraba “en fase de estudio” y que estaban considerando todas las opciones. Sin embargo, aseguró que la decisión que tomaran se anunciaría “pronto”.

Los trabajadores del banco ya criticaron entonces tener que enterarse por los medios de comunicación antes que por los canales oficiales de la empresa donde trabajan. Y la incertidumbre aumentaba cuando pasados los meses no sabían nada más que lo que se anunció en enero. Así lo han transmitido durante este tiempo todos los sindicatos.

Finalmente, el pasado martes, BBVA convocaba a los representantes de los trabajadores para reunirse el viernes 16 por primera vez. Pero de nuevo, los asistentes salieron con bastantes dudas del encuentro.

Los sindicatos “siguen sin entender” como justifican el ajuste de empleo con la caída del beneficio si BBVA vendió recientemente su filial en Estados Unidos a PNC por casi 10.000 millones de euros, así como el 50,01% de sus seguros no vida en España a Allianz por más de 300 millones.

Asimismo, recuerdan que en la junta que se celebra este mismo martes, se plantearán subidas salariales en la alta dirección “mientras se destruyen puestos de trabajo”. Algo con lo que no están conforme y que dejarán claro en este encuentro.  

En el orden del día está previsto que el banco someta a votación la aprobación de las cuentas anuales, la política de remuneraciones para 2021, 2022 y 2023, la reelección de KPMG como auditor y la aprobación de un bonus para ciertos empleados que como máximo puede triplicar su remuneración fija.

Reelección de consejeros y recompra de acciones

El banco propondrá también en la junta la reelección de siete consejeros cuyo mandato finaliza en 2021, con lo que el consejo de administración se mantendrá sin cambios, a pesar de que todos ellos fueron elegidos durante la presidencia de Francisco González.

Los consejeros que se proponen para la reelección son José Miguel Andrés, Jaime Caruana, Belén Garijo, José Maldonado, Ana Peralta, Juan Pi y Jan Verplancke.

A su vez, se pedirá el visto bueno para que el consejo del BBVA pueda emitir hasta 8.000 millones en bonos contingentes convertibles en acciones, “cocos”, durante un plazo de cinco años.

BBVA también propondrá a sus accionistas repartir en octubre el 35% de los beneficios de la primera mitad del año en concepto de dividendo, así como la posibilidad de recomprar hasta el 10% de las acciones del banco.

Este primer dividendo de 2021 se podría pagar en octubre siempre que el Banco Central Europeo levanten las restricciones regulatorias, previstas hasta septiembre y que impiden repartir más del 15% de los beneficios.

Además, en línea con los planes avanzados por el banco, con el fin de poder implementar una potencial recompra de en torno al 10% de las acciones, el BBVA someterá a la aprobación de los accionistas la posibilidad de llevar a cabo una reducción del capital por ese volumen, lo que equivale a 667 millones de acciones.