BBVA inicia los recortes que Onur Genç negó hace seis meses

El banco se reúne con los sindicatos este viernes en la Ciudad BBVA para dejar constituida la mesa de negociación

BBVA se reúne por primera vez este viernes con los sindicatos para negociar su primer ERE, el mismo afectará a los trabajadores de servicios centrales y red de oficinas de BBVA S.A., con más de 20.000 empleados

El ajuste llega seis meses después de que el consejero delegado del grupo, Onur Genç, negara que iba a hacerlo. En octubre de 2020, durante la presentación de resultados del tercer trimestre, el CEO fue preguntado concretamente por si aplicaría un ERE en la plantilla porque el Banco Santander y el Banco Sabadell acababan de anunciar solo unos días antes que lo harían.

El número dos del banco fue claro “no tenemos planteado ningún recorte de personal a través de ERE”. Aunque sí adelantó que la tendencia de reducción de plantilla sería la misma que en años anteriores, es decir, mediante salidas voluntarias y prejubilaciones.

La historia dio un giro tres meses después, durante la presentación de las cuentas anuales del banco, el pasado mes de enero. El directivo destacó que el banco ejecutaría un plan de reestructuración de costes en España en la primera mitad de este 2021.

No desveló más detalles, de hecho, explicó que el plan se encontraba en ese momento “en fase de estudio” y que estaban considerando todas las opciones. Sin embargo, aseguró que la decisión que tomaran se anunciaría “pronto”.

Los trabajadores del banco ya criticaron entonces tener que enterarse por los medios de comunicación antes que por los canales oficiales de la empresa donde trabajan. Y la incertidumbre aumentaba cuando pasados los meses no sabían nada más que lo que se anunció en enero. Así lo han transmitido durante este tiempo todos los sindicatos.

Finalmente, este mismo martes, BBVA convocaba a los representantes de los trabajadores para constituir una mesa de negociación este viernes 16 de abril a las 11:00 de la mañana en la Ciudad BBVA.

Al tiempo que el banco bilbaíno enviaba a la plantilla una carta anunciando que el despido colectivo afectará tanto a los servicios centrales como a la red de oficinas y que su objetivo es explorar fórmulas que permitan minimizar el impacto en la plantilla.

BBVA no es Caixabank

“BBVA no es Caixabank, nosotros no hemos absorbido a nadie” comentan desde el sindicato mayoritario a Economía Digital.

Distintas fuentes apuntan a que podría haber hasta 3.000 salidas, sin embargo, los representantes de los trabajadores consideran que es una cifra exagerada si se compara con los 8.000 que se presume que pueden salir de Caixabank.

“Caixabank se ha unido a Bankia, hay duplicidades y solapamiento. En nuestro caso no está justificado y es desproporcionado”, apuntan.

Desde CCOO aclaran que lo primero que van a hacer cuándo quede constituida la mesa de negociación es preguntar los motivos que han llevado a BBVA a hacer estos recortes.

En la carta enviada a la plantilla, el banco justifica esta actuación por el contexto de “profunda transformación” en el sector, marcada por una enorme presión competitiva, bajos tipos de interés, la adopción acelerada de los canales digitales por parte de los clientes y la entrada de nuevos actores digitales.

Sin embargo, CCOO recuerda que el banco vendió recientemente su filial en Estados Unidos a PNC por casi 10.000 millones de euros, así como el 50,01% de sus seguros no vida en España a Allianz por más de 300 millones.