Patrocinado por

El trimestre más duro para la banca: Caixabank y BBVA negocian 10.000 salidas

Santander y Sabadell han recortado 5.000 empleos, y el nuevo Unicaja también negociara con los sindicatos este 2021 su plan de ajustes

Dos oficinas de Caixabank y Bankia cercanas. EFE

El primer y segundo banco más grande de España por volumen de activos, Caixabank y BBVA, negociarán entre abril y junio la salida de hasta 10.000 trabajadores, lo que hace que este sea el trimestre más duro de la historia para el sector bancario.

El banco que preside Carlos Torres adelantó en enero que ejecutaría un plan de reestructuración de costes en España en la primera mitad de este 2021. Y este mismo martes ha convocado a los sindicatos para empezar a negociar este viernes 16 de abril a las 11:00 de la mañana en la Ciudad BBVA.

En estos tres meses, desde el anuncio del banco, las casas de análisis han calculado que el ERE del banco podría afectar a un 9% o un 10% de la plantilla, esto son entre 2.500 y 3.000 empleados, de los casi 30.000 que tiene en España.

Asimismo, la nueva Caixabank, fruto de la fusión por absorción con Bankia, ha empezado a hacer lo propio con sus sindicatos. Estos fueron convocados el pasado 6 de abril para empezar a negociar el día 13, durante la jornada se constituyó la mesa negociadora.

No será hasta la próxima reunión, la del martes 20 de abril, en la que el banco detalle como será el plan de ajustes de oficinas y empleados que pretende llevar a cabo. Para este ERE, los analistas también han hecho sus previsiones.

En concreto, creen que la entidad podría cerrar el 23% de su red, esto son unas 1.400 sucursales de las más de 6.000 que reúnen entre los dos. Los mismos calculan la reestructuración pueden afectar hasta 8.000 empleados.

Es decir, BBVA y Caixabank podrían prescindir de 10.000 trabajadores en los próximos dos meses, pues el banco que preside José Ignacio Goirigolzarri ya ha adelantado que quiere cerrar el ERE antes de que acabe el segundo trimestre del año.

Y esto implica que entre abril y junio deben llegar a un acuerdo. Asimismo, el consejero delegado de BBVA, Onur Genç, comentó durante la presentación de resultados que el banco ejecutaría un plan de reestructuración de costes en España en la primera mitad de este 2021.

Sabadell y Santander ya han hecho sus ajustes

El tercer y cuarto banco de España por volumen de activos, Santander y Sabadell, también han hecho sus propios ajustes este 2021.

El banco que preside Ana Botín llegó a un acuerdo con los sindicatos el pasado 15 de diciembre para amortizar 3.572 puestos de trabajo y reubicar 1.500 empleados antes de que acabe agosto.

La entidad ya ha aceptado la petición de salida voluntaria de 1.823 empleados, al tiempo que ha concluido la fase de adscripción voluntaria para los servicios centrales y las estructuras intermedias.

Hasta el próximo 30 de junio, continúa abierta la fase de adscripción voluntaria para la red comercial, las unidades de recursos humanos y organización y las unidades territoriales.

En cuanto al cierre oficinas previsto (1.000) el Banco Santander anunció que prevé que las últimas sucursales se cierren el 18 de julio de 2021.

El Banco Sabadell completó el 31 de marzo el plan de salidas voluntarias que pactó con los sindicatos el pasado mes de diciembre para 1.817 trabajadores.

Entre enero y febrero salieron del banco que preside Josep Oliu el 44%, esto son casi 800 trabajadores. El último día de marzo lo hicieron otros 1.000 empleados y solo unos pocos lo retrasaron a los primeros días de abril. Con este plan, la entidad pretende ahorrar cada año 115 millones de euros.

El nuevo Unicaja también meterá la tijera en 2021

El que será en pocos meses el quinto banco más grande de España tras absorber Liberbank, el nuevo Unicaja, también meterá la tijera en la plantilla.

Según el calendario previsto, a principios de julio -una vez hayan obtenido las autorizaciones regulatorias necesarias- se hará en canje de acciones entre los dos bancos y empezará a operar como una única entidad.

Será entonces cuando empiecen a negociar con los sindicatos el futuro de los casi 10.000 trabajadores que reúnen. Aunque aún falta tiempo, los representantes de los trabajadores han hecho sus cálculos y estiman que habrá unas 900 salidas, sobre todo por el excedente en los servicios centrales.

En estos centros se podrían recortar hasta 700 empleos. Mientras que la duplicidad de la red de oficinas daría lugar a la salida de otros 200 trabajadores.

Con todo, unos 16.000 empleados de los cinco bancos más grande de España dejarán sus puestos de trabajo este 2021.