Patrocinado por

Carlos Torres garantiza que BBVA será viable si aplica el primer ERE de su historia

El presidente del banco justifica que los cambios del sector bancario se han unido a los efectos de pandemia, lo que hace necesario el ERE

El ERE que BBVA acaba de poner en marcha, el primero en la historia de la entidad, es “necesario” para garantizar la viabilidad futura de la entidad.

El sector bancario se encuentra en un proceso de transformación motivado por la presión competitiva, los tipos de interés negativos, la entrada de nuevos actores del mundo digital o los nuevos hábitos de los clientes, ha destacado el presidente de BBVA, Carlos Torres, este martes durante la junta general ordinaria de la entidad.

Un cúmulo de factores que, sumados a la pandemia del Covid-19, llevaron al banco a plantear su primer despido colectivo el pasado martes 13 de abril. Ese día, BBVA convocó a los sindicatos para empezar a negociar el pasado viernes 16.

Pero la noticia ya había sido adelantada por el consejero delegado del Grupo, Onur Genç, el pasado 29 de enero durante la presentación de resultados del banco. El CEO destacó entonces que BBVA ejecutaría un plan de reestructuración de costes en España en la primera mitad de este 2021. Un plan que en ese momento se encontraba “en fase de estudio”.

Desde entonces ninguno de los dos banqueros se había pronunciado sobre este ajuste de empleo, hasta que este martes, Carlos Torres se ha visto obligado a hacerlo después de que todas las representaciones sindicales hayan pedido explicaciones al presidente durante el turno de preguntas.

Grosso modo, todos los sindicatos han rechazado esta medida y han señalado que “no tiene sentido” prescindir de parte de la plantilla mientras se defiende que sin ellos, no habría sido posible todo el trabajo que se sacó adelante el año pasado.

Torres había presumido poco antes de la “magnífica plantilla” que tiene BBVA. En concreto de que los 125.000 empleados son “un valor fundamental” para la entidad y también ha puesto en valor la respuesta de todos ellos durante la pandemia.

Asimismo, los sindicatos también han mostrado su disconformidad con llevar a cabo un plan de ajuste cuando el banco consigue cada trimestre “beneficios millonarios” y han pedido que la entidad presente un plan de viabilidad para comprobar si es necesario despedir a tantos empleados.

Aun se desconoce la cifra, pero los expertos apuntan a que afectará hasta 3.000 empleos. El presidente de BBVA, ha asegurado que este proceso “es necesario” y lo abordan con la intención de hacerlo de la mejor manera posible.

De hecho, ha explicado que BBVA quiere trabajar conjuntamente con los representantes de los trabajadores para crear valor de manera recurrente y adaptarse al mercado. Sin embargo, entiende que deben reducir la estructura de costes mediante la salida de empleados y el cierre de oficinas, para garantizar la viabilidad futura del banco.

Ante esto, los sindicatos han exigido que las salidas sean voluntarias y no traumáticas, al tiempo que han criticado el incremento de la remuneración variable de los directivos que este mismo martes se ha aprobado en la junta.

Carlos Torres ha asegurado que en BBVA hay “máxima transparencia” y la remuneración variable de 2020 fue inferior a la de años anteriores por los menores resultados como consecuencia de la pandemia. Además ha recordado que la alta dirección renunció al bonus del ejercicio.