Los bancos se acogerán a los nuevos créditos ICO en los próximos días

La dotación total será de unos 10.000 millones, la mitad de los cuales ya están disponibles gracias al primer tramo liberado por el Gobierno

Dos oficinas de Caixabank y Bankia cercanas. EFE

Una oficina de Caixabank al lado de una de Bankia. EFE

Los bancos se adherirán «en los próximos días» a la nueva línea de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) ofrecidos para mitigar el impacto que la guerra en Ucrania está teniendo en la economía comunitaria. Las empresas podrán solicitarla próximamente, tras haber recibido la aprobación por parte de la Comisión Europea.

Fuentes del ICO indicaron a Servimedia que los convenios con los bancos se rubricarán «en los próximos días» una vez que Bruselas hizo pública hoy la carta de aprobación, fechada a día de ayer, y dirigida al ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, por parte de la vicepresidenta ejecutiva de la Comisión, Margrethe Vestager.

Ayer mismo, la Comisión ya comunicó en una nota de prensa su visto bueno a la nueva línea de avales española destacando que este nuevo régimen de ayudas «es necesario, adecuado y proporcionado para poner remedio a una grave perturbación» y cumple con las condiciones del Marco Temporal de Crisis, tal y como recoge la carta.

Se trata de una línea de 10.000 millones de euros que aprobó el Gobierno a finales de marzo como parte del plan de medidas en respuesta a las consecuencias económicas de la guerra.

De estos 10.000 millones, el Ejecutivo desbloqueó el mes pasado un primer tramo de 5.000 millones, pero faltaba la autorización de Bruselas, un trámite habitual en estos casos, para iniciar el procedimiento.

Mientras tanto, las empresas disponen de los avales destinados a inversión, que se podrán solicitar hasta el próximo 30 de junio, en consonancia con la duración del marco temporal de ayudas por la pandemia europeo.

Los nuevos avales por la guerra se dirigen a autónomos y empresas de todos los sectores económicos con excepción del sector financiero y de seguros y servirán para garantizar nuevas operaciones de financiación concedidas por las entidades financieras.

Se podrán solicitar hasta el 1 de diciembre de 2022 y tendrán un periodo de carencia inicial del principal de 12 meses.

Podrán beneficiarse de las ayudas los autónomos y empresas que no se encuentren en situación de morosidad ni en procedimiento concursal a la fecha de firma de la operación, ni estén sujetos a sanciones por parte de la Unión Europea, ni tengan en el momento de solicitud del aval ningún proceso de ejecución de avales gestionados por el ICO.

Préstamos de hasta 400.000 euros

El aval garantizará hasta el 80% de los nuevos préstamos de operaciones solicitadas con importe máximo avalado de hasta 400.000 euros con carácter general, o 35.000 euros para empresas del sector primario, acuicultura o pesca, en una o varias operaciones de préstamo. En estos casos, el aval emitido tendrá una vigencia igual al plazo del préstamo concedido, con un plazo máximo de 10 años.

Para préstamos por un volumen superior el aval podrá garantizar hasta el 80% del importe del crédito para pymes y autónomos y hasta el 70% para el resto de empresas, aunque el importe total del préstamo no podrá ser mayor del 15% del volumen de negocios anual medio total del beneficiario durante los tres últimos ejercicios, o del 50% de los costes de la energía en los doce meses anteriores a la solicitud del préstamo. Para estos préstamos el aval coincidirá también con el plazo de amortización de la operación, que será de hasta ocho años.