Yolanda Díaz prepara una nueva subida del SMI

La vicepresidenta segunda y Ministra de Trabajo mantiene su postura a pesar del aumento inusual del paro en julio

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. / EFE

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha declarado que «ante una inflación desbocada, imposible para la mayoría social, más que nunca hay que subir el salario mínimo interprofesional».

En una entrevista publicada este domingo en El Periódico, Díaz ha recordado que ya ha convocado a la comisión de expertos para el próximo 2 de septiembre con el objetivo de estudiar cuánto ha de subir el SMI.

«El presidente del BCE-Luis de Guindos-ha recomendado subir, no el salario mínimo, sino todos los salarios de Europa un 5%», asegura la ministra, que explica que esa recomendación se debe a que «hay un riesgo de morosidad muy elevado». Por ello, pide que «no hagamos ideología con medidas que han demostrado en la crisis de la pandemia ser absolutamente eficaces».

Los datos de paro rompen la tendencia positiva

Estas declaraciones se dan después de conocer los datos del paro de julio publicados por el Ministerio de Trabajo el pasado dos de agosto, que evidencian un incremento del desempleo, el primero desde 2008 para un mes de julio.

El dato rompe la tendencia positiva de meses anteriores y enciende las alarmas porque julio es un mes tradicionalmente bueno para el empleo por las contrataciones ligadas al turismo. De hecho, el sector servicios registró en julio 11.237 personas desempleadas más que en junio, aunque el número total de personas paradas se mantiene por debajo de los tres millones, en los 2.883.812 parados, y es un 15,59% menor que en el mismo mes de 2021.

Preguntada en la entrevista por si estos datos suponen un agotamiento del mercado laboral, la ministra reconoce que «el dato no es positivo de ninguna de las maneras» pero defiende la caída del paro juvenil, «tenemos cuatro veces más contratos, casi 700.000», afirma.

A este frenazo en el empleo se suman unas previsiones de crecimiento de la economía española a la baja debido al aumento incesante de los precios, que ha llevado al BCE a endurecer los tipos de interés, y a otras incertidumbres, como la invasión de Rusa a Ucrania. De hecho, el Gobierno rebaja el crecimiento del PIB al 2,7% para 2023, lo que supone una reducción de ocho décimas respecto a la previsión anterior.

Discrepancia entre los agentes sociales

La postura de Yolanda Díaz respecto al SMI no es nueva. Ya en mayo cargó contra el bloqueo de la patronal de la negociación colectiva y avisó que «no es momento de moderar los salarios». Según la ministra, el alza en del IPC lleva este año a los trabajadores que ganen el SMI a perder «840 euros de poder adquisitivo».

El SMI se sitúa en 2022 en 1.000 euros divididos en 14 pagas, lo que supone 35 euros más (+3,6%) que los 965 euros vigentes en 2021. El Consejo de Ministros aprobó este incremento solo con el visto bueno de los sindicatos y sin el respaldo de la CEOE, rompiendo la senda de acuerdos que habían mantenido los agentes sociales durante los peores meses de la pandemia.

Cristina Dolz