Patrocinado por

Abertis dispara sus resultados tras la remontada del tráfico

La concesionaria de los Benetton y Florentino Pérez ingresa 2.260 millones hasta junio, un 26% más, y mejora su ebitda un 40%

Autopista Elizabeth River Crossings, en Virginia (EEUU), gestionada por Abertis

Abertis vive un 2021 de recuperación gracias a la remontada del tráfico, aunque sigue por debajo de sus cifras prepandemia sobre todo por la pérdida de concesiones en España.

El grupo controlado por la familia Benetton y Florentino Pérez ha cerrado el primer semestre con unos ingresos de 2.260 millones de euros, un 26% más, y un beneficio bruto de explotación de 1.554 millones, un 40% más, según la documentación que ha publicado en su web.

Lo que a penas evoluciona es el apalancamiento de Abertis, que se mantiene en los 23.093 millones de deuda neta, como en marzo. Sí que se ha reducido, en unos 800 millones, con respecto a cierre de 2020, cuando era de 9 veces el ebitda, una ratio muy elevada después de que los accionistas endeudaran la compañía para recuperar la inversión de la opa de 2018.

El tráfico se disparó en todos los mercados en los que está Abertis, algo lógico pues se compara con los primeros seis meses de 2020, algunos de los cuales a penas tuvieron actividad económica en muchos países y, por tanto, la circulación de vehículos por las autopistas de peaje se redujo a la mínima expresión.

En Francia, el primer mercado de la multinacional española dirigida por José Aljaro, el tráfico remontó cerca de un 20%, por un 26% de Italia y un 27% de España. En Brasil, México y Estados Unidos, el crecimiento no llegó al 20%. En total, Abertis vivió una remontada del 22,4% del tráfico.

Abertis sigue peor que antes de la pandemia mientras pierde concesiones

Pese a estas mejoras, las cifras de la compañía que preside Marcelino Fernández Verdes siguen por debajo de las que registraba antes de la pandemia. En los mismos seis meses de 2019, Abertis ingresó 2.595 millones y tuvo un ebitda de 1.784; por tanto, sigue casi un 13% por debajo.

Parte de esa bajada con respecto a las cifras prepandemia se debe a la pérdida de concesiones. El 1 de enero de 2020 perdió Aumar, que gestionaba parte de la AP-7 y la AP-4 y era la tercera concesionaria que más beneficios aportaba al grupo Abertis tras la francesa Sanef y la también española Acesa.

Lo peor, sin embargo, está por llegar, pues precisamente Acesa desaparece en algo más de un mes. El 31 de agosto termina la concesión de la AP-7 norte y la AP-2, que no será renovada, por lo que Abertis ya ha presentado el ERE para la plantilla, que esta semana se ha empezado a negociar.

La empresa participada por Atlantia, ACS y Hochtief trata de retener al menos el mantenimiento de las autopistas y se ha presentado al concurso. Aunque todavía no se ha fallado el concurso, con toda seguridad Abertis no lo ganará, pues ha sacado la peor nota en prácticamente todos los tramos licitados por el Gobierno.

Xavier Alegret