Banco Santander olvida la pandemia con un beneficio histórico

La entidad obtiene un beneficio de 3.675 millones de euros entre enero y junio, frente a una pérdida de 10.798 millones de euros en 2020

Ana Botín, presidenta del Banco de Santander. EFE

El Banco Santander obtiene un beneficio de 3.675 millones de euros entre enero y junio, frente a una pérdida de 10.798 millones de euros en el mismo periodo del año anterior, cuando el banco realizó una actualización sin efecto en caja del fondo de comercio y de los activos fiscales diferidos.

Se trata del mayor beneficio ordinario de Santander en un primer semestre desde 2010, según explica el banco que preside Ana Botín este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMC).

Durante el primer trimestre se descontaron los 530 millones de euros que ha costado el plan de reestructuración, sin este cargo, el beneficio sería de 4.205 millones de euros, un 153% más que en el mismo periodo del año anterior.

El banco cántabro explica que el crecimiento de los volúmenes de negocio (un 2% en crédito y un 4% en depósitos) han impulsado estos buenos resultados.

Por regiones, el beneficio en Europa del primer semestre es de 1.426 millones de euros, un 172% más que el año pasado. En Norteamérica de 1.628 millones de euros, un 178% más y el de Sudamérica de 1.645 millones de euros, un 41% superior.

En Estados Unidos, el grupo alcanzó un beneficio récord de 1.291 millones de euros en el semestre. El buen comportamiento de este mercado ha llevado al banco lo a anunciar recientemente dos operaciones, un acuerdo para adquirir el bróker de renta fija Amherst Pierpont y una propuesta para adquirir el 20% que no controla de Santander Consumer USA.

Por su parte, Santander Corporate & Investment Banking (Santander CIB) aporta al beneficio del grupo 1.197 millones de euros, un 45% más. Y, Wealth Management & Insurance, 1.084 millones de euros, un 9% más.

Crecen los intereses y comisiones

En este periodo el margen de intereses aumentó un 8%, tras registrar el mejor trimestre desde que empezó la pandemia, debido fundamentalmente a los volúmenes de crédito y depósitos y el menor coste de estos últimos. Este crecimiento fue especialmente fuerte en el Reino Unido (+29%), España (+10%) y Brasil (+10%).

Los ingresos por comisiones alcanzaron niveles anteriores a la pandemia (+8%), con crecimientos en productos y servicios de mayor valor añadido, sobre todo en Santander CIB y Wealth Management & Insurance. El incremento
interanual de la facturación de tarjetas (+26%) y TPV (+54%) son reflejo de la recuperación, al igual que fondos de inversión (+18%).

Como resultado, los ingresos totales aumentaron un 8%, hasta 22.695 millones, y junto con el control de costes, contribuyen a aumentar el beneficio antes de provisiones (margen neto) un 13%, hasta 12.318 millones de euros.

La ratio de eficiencia del grupo mejoró 159 puntos básicos. La ratio de mora ha descendido cuatro puntos básicos en los últimos 12 meses, hasta el 3,22%, mientras que la ratio de cobertura alcanzó el 73%.

El coste del crédito, es decir, lo que el banco provisiona en función de la pérdida esperada de la cartera, mejoró en 38 puntos básicos en los últimos doce meses, hasta el 0,94%, una cifra mejor de lo esperada gracias a las menores dotaciones, que se situaron en el primer semestre en 3.753 millones de euros, un 42% menos.

El fondo total de provisiones acumuladas ascendió a 24.239 millones. La ratio de capital CET1 aumentó 27 puntos básicos en los últimos 12 meses, hasta el 12,11%, y se mantiene por encima de su rango objetivo del 11-12%. Y la ratio de mora ha descendido cuatro puntos básicos en los últimos 12 meses, hasta el 3,22%.

Solo un 5% de las moratorias son dudosas

El Santander explica que a junio de 2021, solo un 5% de las moratorias que se pusieron en marcha por la pandemia estaban en fase 3 (es decir, clasificadas como dudosas) y un 92% había expirado.

La cartera en moratoria pendiente ascendía a 8.700 millones de euros (centrada fundamentalmente en España y Portugal), de los que unos 7.500 millones de euros expiran a final del tercer trimestre.

Los recursos de clientes alcanzaron una nueva cifra récord (1,04 billones de euros, +7%), tras superar el billón de euros por primera vez el trimestre pasado. Y los depósitos a la vista repuntaron un 9%, hasta 685.000 millones de euros, y los fondos de inversión un 18%, hasta 183.000 millones de euros.

El 52% de las ventas ya son digitales

El banco cántabro informa de que el uso de servicios digitales siguió aumentando a lo largo del trimestre, pues el Santander alcanzó más de 45 millones de clientes digitales (+14% interanual).

Además, el 52% de las ventas se produjeron a través de los canales digitales en la primera mitad del año, frente al 44% del mismo periodo de 2020. En conjunto, Santander ha alcanzado los 150 millones de clientes en todo el mundo, más que ningún otro banco en Europa y América.

Para impulsar la digitalización de Santander, la fintech del banco que aglutina los negocios de pagos, Pagonxt, anunció recientemente el lanzamiento en Europa de su negocio de pagos en comercios bajo la marca Getnet.

Con este servicio, pequeños y grandes comercios nacionales e internacionales de más de 30 países europeos, ya sean clientes o no de Banco Santander, pueden acceder a los servicios de Getnet, que ofrece una amplia gama de soluciones y propuestas de valor para facilitar sus cobros y acelerar sus ventas.