Bankinter gana más de 1.300 millones en 2021 por la plusvalía de Línea Directa

Sin tener en cuenta esa plusvalía, el beneficio se sitúa en 437,4 millones de euros, incluyendo aún cuatro meses de ingresos de la aseguradora

El banco que dirige María Dolores Dancausa ha sido el primero del país en presentar las cuentas correspondientes a 2021 y deja claro que las pérdidas de 2020, provocadas principalmente por las millonarias provisiones, han quedado atrás. Bankinter cerró 2021 con un beneficio neto de 1.333 millones de euros si se incluye la plusvalía de 895,7 millones generada con la salida a bolsa de Línea Directa, la aseguradora del grupo, en abril del año pasado.

Sin tener en cuenta esa plusvalía, el beneficio se sitúa en 437,4 millones de euros, incluyendo aún cuatro meses de ingresos de Línea Directa. Este importe supone un 37,9% más que en 2020, informa el banco a la CNMV este jueves. La entidad ha mejorado todos los márgenes no solo respecto a los de 2020 sino también a los de 2019, año anterior a la pandemia.

En concreto, el margen de intereses cierra el ejercicio en 1.275,3 millones de euros, con un 2,3% de crecimiento respecto a 2020 por mayores volúmenes, una optimización de los precios y a pesar del entorno de tipos bajos actual. El margen bruto, que engloba el conjunto de ingresos, crece un 8,6% respecto al de hace un año hasta alcanzar los 1.855,3 millones.

En este margen cobran un especial protagonismo los ingresos por comisiones, que representan el 33% y suman un total de 603 millones, un 21% más que en 2020. La mayor parte de estas comisiones proceden de actividades relacionadas con la gestión de activos, intermediación y asesoramiento a clientes.

Por ejemplo, las comisiones derivadas de la gestión de activos crecen un 30%, hasta los 204 millones de euros. La operativa con valores permite ingresar 114 millones, un 16% más; y un 13% más las que proceden de los seguros y fondos de pensiones.

El margen de explotación antes de provisiones cierra el año superando por primera vez en la historia del banco los 1.000 millones de euros, en concreto 1.002,1 millones, que suponen un 13,9% de crecimiento sobre el mismo periodo de 2020, y un 19% más que hace dos años, ejercicio anterior a la pandemia, con unos costes operativos que crecen el 3%.

La ratio de eficiencia desciende hasta el 46% frente al 48,5% de 2020. En España, se sitúa en un el 42,1%. La rentabilidad sobre recursos propios, ROE, excluyendo la plusvalía de Línea Directa, alcanza el 9,6%, con un ROTE del 10,2%, frente al 7,03% de ROE de 2020, un año en el que esta ratio acusó las provisiones realizadas para prevenir un empeoramiento de la economía.

En cuanto al capital, Bankinter mantiene una ratio CET1 fully loaded del 12,1%, por encima de las exigencias del BCE. La ratio de morosidad se sitúa en el 2,24% y el índice de cobertura de la morosidad es del 63,56%, superior a la de finales de 2020. En lo que se refiere a la liquidez, el banco dispone de un gap comercial negativo, con una ratio de depósitos sobre créditos del 108,5%.

En el balance, los activos totales del Grupo concluyen el año en los 107.584 millones de euros, un 11,8% más respecto al año anterior. Por lo que se refiere a la inversión crediticia a clientes, crece el 5,7%, hasta los 68.048 millones de euros. El crecimiento de la inversión en España fue del 3,9% y los recursos minoristas de clientes crecen hasta los 72.484 millones de euros. El crecimiento en España de esos recursos minoristas fue del 10,8%.

Bankinter crece en empresas y banca comercial

En el negocio de empresas, Bankinter alcanza un volumen de inversión crediticia de 28.700 millones de euros, con un crecimiento de la cartera en España del 1% y ello pese a la ausencia este año de los préstamos con aval del ICO, que tuvieron un fuerte protagonismo en el ejercicio anterior. Esa mejora se traslada a la cuota de mercado del banco, que pasa del 5,3% de 2020 al 5,4% de este año.

Por lo que se refiere al negocio de personas físicas, o de banca comercial, la entidad muestra un fuerte crecimiento en todos los segmentos de clientes, en especial en Banca Privada y Banca Personal. Así, el patrimonio gestionado en Banca Privada llega hasta los 49.900 millones de euros, frente a los 42.800 millones de 2020. En Banca Personal, el volumen alcanza los 29.800 millones de euros.

La entidad revela que el saldo de cuentas nómina en España alcanza los 14.900 millones de euros desde los 12.700 millones de 2020. Por lo que se refiere al negocio hipotecario, Bankinter ha cerrado uno de los mejores ejercicios de su historia, con una nueva producción -incluyendo EVO Banco- de 5.900 millones de euros, un 58% superior a la del año pasado.

La cartera hipotecaria suma en total 31.300 millones de euros. El crecimiento, solo en España, es del 8,6% frente a un 1,3% del sector con datos a noviembre del Banco de España. La cuota de mercado en nuevas operaciones asciende ya al 9%.

Portugal, Irlanda, EVO…

Bankinter Portugal cierra el año con un beneficio antes de impuestos de 50 millones de euros y crece en todos los indicadores de negocio y en todos los márgenes. La cartera de inversión, por ejemplo, se incrementa un 6%, hasta los 6.900 millones de euros; y los recursos de clientes lo hacen en un 23%, hasta los 5.900 millones.

Bankinter Consumer Finance pone fin a 2021 con una cartera de inversión de 3.500 millones de euros, lo que significa un 23% más que a diciembre de 2020, con una nueva producción en el año de 1.500 millones que refleja la reactivación del consumo de las familias, en paralelo a la mejora de la economía. Del total de la inversión, 1.900 millones de euros corresponden a préstamos al consumo y el resto a tarjetas en su diferente modalidad y a hipotecas comercializadas en Irlanda.

Precisamente la actividad llevada a cabo en Irlanda, a través de la marca Avant Money, concluye 2021 con 1.000 millones de euros de inversión, de los que 400 millones son nuevas hipotecas. La ratio de mora de la cartera de Avant Money es del 0,6%.

En cuanto a EVO Banco, alcanza al cierre de diciembre un total de 678.000 clientes. La inversión crediticia se sitúa en 1.860 millones de euros frente a los 1.224 millones de 2020. Por su parte, el volumen de nuevas hipotecas contratadas en el año ascendió a 729 millones de euros, frente a los 395 millones de un año atrás, lo que da idea del nivel de reactivación que ha llevado a cabo el banco digital en este negocio.

Cristina Hidalgo