Carlos Torres gana 7,8 millones en 2021 como presidente de BBVA, más que antes de la pandemia

Onur Genç también cobró un 8% más que en 2019, un total de 6,8 millones entre sueldo fijo y variable

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila. EFE/LUIS TEJIDO

Casi ocho millones de euros es la remuneración que recibió en 2021 el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila. En concreto, una retribución total de 7,8 millones de euros, de los cuales 2,9 millones correspondieron a su salario fijo y 4,2 millones fueron de la parte variable, a la que renunció en 2020 debido a la pandemia.

Por este motivo, la entidad no compara estas cantidades con las obtenidas en 2020, y explica que son superiores en un 5% a las correspondientes a 2019, según un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Por su parte, el consejero delegado, Onur Genç, ganó en total 6,8 millones de euros en 2021, un 8% más que en 2019, de los que el sueldo fijo ascendió a 2,2 millones y el variable, a 3,2 millones.

Onur Genç, consejero delegado del BBVA

De acuerdo con la política de remuneraciones del banco, el 40% de la retribución variable la cobrarán este año, la mitad en efectivo y la otra mitad en acciones de BBVA, en tanto que el 60% restante (repartido de igual manera) se les entregará en los próximos cinco años, en función del cumplimiento de indicadores de evaluación plurianual preestablecidos.

Asimismo, la aportación en 2021 al sistema de previsión para la jubilación del presidente fue de 0,3 millones de euros y la remuneración en especie, de 0,3 millones de euros.

Así se distribuye el sueldo del presidente de BBVA

La entidad recuerda que la política de remuneraciones aprobada en la junta de accionistas de 2021 supuso una redistribución de los distintos componentes de la remuneración del presidente de BBVA. Así, la aportación anual pactada para su jubilación se redujo desde 1,6 millones de euros, el 67% del salario fijo anual, a 400.000 euros, el 15% de la retribución fija, «en línea con las mejores prácticas del mercado».

La diferencia entre ambas cifras, 1,2 millones de euros, se redistribuye entre retribución fija y variable, salvo 157.000 euros anuales a los que renunció el presidente. En cuanto al consejero delegado, percibió, asimismo, 1,3 millones de euros por la suma de su complemento al salario fijo en lugar de la pensión de jubilación y del complemento de movilidad por su condición de alto ejecutivo internacional, explica el banco, que añade que la retribución en especie se situó en 200.000 euros.

Elena Quesada Torres