Dancausa se despide de Línea Directa tras 27 años ligada a la aseguradora

La CEO de Bankinter se queda fuera del consejo de Línea Directa Aseguradora, donde empezó a trabajar en 1994, el año de su creación

María Dolores Dancausa, vinculada a Línea Directa desde hace 27 años, se queda fuera del consejo de administración de la aseguradora tras los cambios que ha hecho la firma a pocos días de convertirse en una empresa cotizada.

La empresa ha reducido de nueve a siete el número de miembros que formarán parte este consejo y ha dejado fuera al actual presidente de Bankinter, Pedro Guerrero y a la consejera delegada.

La CEO inició su carrera profesional en Línea Directa Aseguradora el año de su creación (1994) como secretaria general y del consejo, hasta que en 2008 pasó a ocupar el cargo de consejera delegada.

Dos años más tarde, en 2010, fue nombrada CEO de Bankinter -cargo que ostenta actualmente- pero ha mantenido su puesto en el consejo de administración de Línea Directa hasta ahora.

La startup sale a bolsa

Línea Directa empezó vendiendo pólizas de seguro de automóvil por teléfono, con un pequeño equipo de 7 personas trabajando desde un sótano. Los mismos siempre se han comparado con una startup.

Arrancaron como una ‘joint venture’ entre Royal Bank of Scotland y Bankinter, una situación que mantuvieron hasta que en 2009 el banco pasó a ser propietario al completo de la aseguradora.

Ahora, casi tres décadas después, y con más de 3 millones de clientes, se convertirán en la tercera aseguradora de la bolsa española, siguiendo los pasos de Mapfre y Catalana Occidente.

La operación se anunció en diciembre de 2019 mediante un comunicado remitido a la CNMV, la propia CEO detalló más adelante que buscaban “el momento oportuno” y ese había llegado.

La junta de accionistas del banco dio el visto bueno a la salida a bolsa el 19 de marzo del año pasado, solo unos días después del estallido de la pandemia. Entonces calcularon que se llevaría a cabo en el segundo semestre de 2020.

Pero con el paso de los días, a medida que se complicaba la situación sanitaria y económica en España, la propia Dancausa ya dejó ver que se tendría que retrasar a 2021. De hecho, no fue hasta el pasado 15 de enero cuando Bankinter mandó al Banco Central Europeo (BCE) la solicitud.

En ese momento, la aseguradora ya adelantó que quería dar el salto al mercado bursátil antes de que celebraran la junta de accionistas de abril, prevista para el día 21. Ahora, han explicado que será después.

El pasado 23 de marzo, Línea Directa recibía la autorización del BCE para poder llevar a cabo sus planes. Ahora solo están pendientes de recibir luz verde de la Dirección General de Seguros y la CNMV.

Un premio a los accionistas de Bankinter

Precisamente el pasado día 23, la consejera delegada de Bankinter, explicó en una rueda de prensa que la operación “es excelente” para el banco (que se quedará un 17,4%) y sus accionistas, que contarán con el 82,6% del capital social de la compañía.

El objetivo de Bankinter es premiar a los accionistas por el esfuerzo realizado en 1994 y en 2009, cuando tuvieron que llevar a cabo una ampliación de capital para comprar a Royal Bank of Scotland el 50% que no controlaba de la aseguradora, por un importe de 426 millones de euros.

En el momento de la salida a bolsa, los accionistas de Bankinter se convierten en accionistas de Línea Directa ya que van a recibir una acción de la aseguradora por cada una que tengan del banco.

Bankinter recuperará músculo en tres años

Dancausa, fiel defensora de esta operación, ha destacado en varias ocasiones que Bankinter prevé compensar los ingresos que Línea Directa aportaba al grupo en apenas tres años.

Su discurso se mantiene firme desde hace dos años e insiste en la importancia de separar el negocio del seguro, del bancario. Además, está convencida de que con el tiempo “se va a demostrar” que el valor de las dos compañías por separado va a ser “mucho mayor” que con la aseguradora dentro del banco.

La consejera delegada incluso detalló en su última intervención que Línea Directa “siempre fue considerada una inversión financiera” y que las sinergias entre el banco y la aseguradora “son mínimas”, de manera que ahora le toca volar sola.

Cristina Hidalgo