DIA salva la primera mitad de año gracias a la inflación en Argentina

La facturación de la distribuidora sube también en Brasil mientras que se estanca en España

Entrada de un supermercado Dia en Madrid. EFE

El grupo de supermercados DIA salva las ventas en el primer semestre del 2022 gracias a la hiperinflación en Argentina y a la reevaluación del real brasileño. La distribuidora vendió un 8,5% más durante los primeros seis meses de este año respecto al mismo periodo de 2021 por el contexto económico de los países Latinoamericanos donde opera. De hecho, su facturación en España se ha visto estancada, con un leve aumento del 0,3%, mientras que baja un 4,5% en Portugal. 

Así lo muestran las cifras del avance de ventas de la compañía para este periodo. En datos absolutos, DIA facturó un total de 3.465 millones de euros, 272 millones más que en el primer semestre del año pasado. La gran parte de este crecimiento procede de sus ventas en Argentina, donde pasaron de ingresar 426 millones en 2021 a 652 este año, es decir, crecieron un 53%. En un comunicado, la distribuidora encabezada en España por Ricardo Álvarez reconoce la excepcionalidad de estas vendas, dado que en el IPC interanual argentino superaba el 60% en mayo

En un porcentaje menor, las cifras también subieron en Brasil, donde se vendió por valor de 434 millones de euros, un 23,9% más que el año anterior. Este aumento se debe a la revaluación del real brasileño que ha favorecido a la distribuidora

De hecho, si analizan las ventas comparables Like-for-Like, que se basan en las mismas magnitudes sin tener en cuenta los cambios de divisas, el incremento de ventas en Argentina durante este periodo fue del 3,4% y del 6,9% en Brasil. Ambos países tuvieron cierta mejora en el segundo trimestre del año, con una variación positiva del 4,5% y del 9,5% respectivamente. 

Las cifras dan un vuelco si se tiene en cuenta solo sus negocios en Europa. España sigue siendo el país donde la cadena de supermercados vende más, alrededor de dos tercios de la facturación, pero no ha evolucionado en el último año. En el primer semestre de 2022 registró unas ventas netas por valor de 2.095 millones de euros, apenas unos 6 millones más que en 2021.

En parte, esto se debería al hecho que la red de tiendas del grupo en el país ha bajado un 3,9%. El incremento de las ventas según el índice Like-for-like es un poco más alto, del 2,4% y presenta mejores números en el segundo trimestre del año, con una variación interanual del 6,6%. 

DIA pierde un 3,9% de sus tiendas en España

La situación empeora en Portugal, donde la facturación neta cayó un 4,5% entre el primer semestre del 2021 y del 2022. Concretamente, paso de vender por valor de 296 millones de euros a ingresar 282 millones. Esta bajada también se traslada en la comparativa Like-for-like, que marca la disminución en un 1,8%. 

En el comunicado, el grupo mantiene que las ventas de sus tiendas franquiciadas siguen avanzando, pasando de representar un 32% del total en el primer semestre del 2021 al 35% registrado los primeros meses de este año. Aun así, la facturación en tiendas bajó un 4,3% durante este periodo.

Más compras por un importe menor

Estos datos se han presentado en el contexto actual de inflación, que se traduce en un incremento del precio de la cesta de la compra. DIA asegura que ya ha detectado un cambio de comportamiento en sus clientes, con más visitas a sus supermercados, pero con compras por importes más bajos. Esto se traduce en un incremento del 5,7% del número de tickets, frente a una disminución del 2,9% del importe medio de las compras.

A finales de junio, la compañía cuenta con 1.775 establecimientos que operan bajo su nuevo modelo de tienda, que pretende presentarse como un servicio de proximidad. La gran mayoría, 1.297, están situadas en España.