| Foro Infraestructuras ED

El 5G en España es seguro, pero «hay que seguir trabajando», según los expertos

A diferencia de otras tecnologías, el 5G nace ya con la seguridad como obsesión porque toda la información está en la nube, explican Albert Cuatrecasas (Cellnex) y Vanessa González (PWC) en el primer Foro de Infraestructuras ED

El 5G es seguro, según los expertos del Foro de Infraestructuras ED. Imagen: twenty20photos

El 5G ha traído mayor velocidad, latencia y capacidad de transmisión de datos en tiempo real, permitiendo que millones de dispositivos estén hiperconectados. Precisamente por esto, la seguridad en las redes se han convertido, si no lo era ya, en el epicentro del debate. Y es que, si ya estábamos expuestos a un ciberataque con el 3G o el 4G al compartir miles de datos en tiempo real, con la evolución del 5G pasa a ser algo más que necesario.

De todo esto hemos hablado con Albert Cuatrecasas, director general en España de Cellnex y Vanesa González, socia responsable de Telecomunicaciones de PWC en la primera sesión del Foro de Infraestructuras ED, llamado, Las arterias de nuestra economía: telecomunicaciones. Ambos coinciden en que el 5G es seguro pero advierten también que hay que seguir trabajando a diario para que lo sigan siendo.

González asegura que la seguridad en las redes ha sido un punto de atención de todo el sector «de manera histórica». Como consultora ha observado que la ciberseguridad es uno de los riesgos que ha ido escalando posiciones de manera constante cuando las compañías publican sus informes de negocio, y no solo en los operadores de infraestructuras, en general, en cualquier negocio. 

«La diferencia entre el 5G y otras tecnologías es que ya ha nacido y se está desarrollando con ese concepto de seguridad embebido«, apunta. Además, los Gobiernos, reguladores y la sociedad en general son bastante conscientes de la relevancia de la seguridad y hay una directiva europea y un anteproyecto de ley en España específicamente para regular cómo tienen que ser estas redes.

Un hacker. Imagen: AnnaStills

«Con el 5G son millones de dispositivos conectados e información que va a estar la mayoría de las veces alojada en la nube y por tanto, la seguridad es un punto absolutamente clave en este desarrollo de infraestructuras«. Un opinión que comparte Albert Cuatrecasas, quien explica además que se ha trabajado mucho en la encriptación entre el dispositivo conectado (por ejemplo, el móvil) y la estación base en 2G, en 3G, en 4G y en 5G para que evitar que ataque un hacker.

Pero en 5G, incluso, se han desarrollado algoritmos de encriptación y autentificación de la SIM que hacen que cuando la información llega a la estación base, se lance a los servidores centrales -que es el core de la red- y este proceso «quizá el más peligroso», ya cuenta con un elevado desarrollo de seguridad. En este sentido recuerda que Europa y España han lanzado aquí unas normas de seguridad «de extremo a extremo». Pese a ello, entiende que es un «non-stop y hay que seguir trabajando».  

Así ha influido la disputa EEUU-China en la implantación del 5G en España 

Respecto a la disputa entre Estados Unidos y China, y cómo ha afectado a la implantación del 5G en España, Vanesa González recuerda que llevó a algunos operadores a replantearse sus estrategias de contratación son suministradores de equipos por razones geopolíticas y riesgos de seguridad, una situación que unida a la pandemia, puso «un poquito de retraso en ese despliegue del 5G «.

Cuatrecasas, por su parte, tiene claro que ha sido una batalla geopolítica «para ver quién domina más digitalmente el mundo» pero no cree que vayamos tarde. Europa ha ido haciendo camino y España también, de hecho, licitó en verano de 2020 la banda de 3,5 Ghz y durante 2021 las operadoras han ido haciendo despliegue de 5G.

En otoño del 2021, un año más tarde, se licitó la banda de 700 MHz, que está más pensado para cubrir interiores, edificios donde el 3,5 Ghz no llega, o para cubrir zonas rurales porque propagan mejor. Y desde hace unas semanas, los operadores han empezado a desplegarlo, por tanto, «se están haciendo los deberes».

«Quizá China y EEUU la habían hecho antes, pero cuando ha habido disponibilidad de frecuencias los operadores han hecho buen trabajo, empezando donde hay más población». Respecto a la banda de 26 GHz, que por cierto considera «muy interesante», el director general en España de Cellnex destaca que está previsto que esté listo a finales del 2022.

Tendrá dos usos importantes, por una parte, permite más capacidad de ancho de banda, por lo tanto, se pueden subir y bajar más bits por segundo y esto permite dar mejor servicio en zonas densificadas, como las ciudades inteligentes o smart cities, los estadios o centros comerciales.

Pero también es interesante el 5G industrial, necesario para desarrollar los casos de uso en la industria 4.0, y de ahí en plantas industriales, de construcción de vehículos, plantas petroquímicas o puertos que necesitan que su información sea privada. «Aquí la seguridad es clave».

Cuatrecasas defiende que la banda de 26 GHz es muy sugerente a nivel comercial e industrial, y aunque EEUU y Asia hayan ido «un poco por delante», aquí se están dando los pasos y además, «ya tenemos luz de cuándo vamos a tener la tercera banda en España».