El Consorcio de la Zona Franca de Barcelona abre el concurso para adjudicar los terrenos de Nissan

El plazo para presentar proyectos comenzará el 1 de julio y se cerrará el 15 de agosto

Aspecto de las instalaciones Nissan del centro de la Zona Franca de Barcelona.

El Consorci de la Zona Franca de Barcelona abre este jueves el concurso para adjudicar los terrenos que ocupaba Nissan hasta su cierre el pasado 31 de diciembre y que ahora están inactivos. El plazo para presentar proyectos se iniciará el 1 de julio y finalizará el 15 de agosto.

El nombre de la compañía logística mejor posicionada en el concurso y que pasará a gestionar los terrenos se hará público el 15 de septiembre, según ha avanzado El Periódico.

Del conjunto de superficie disponible, que asciende a 500.000 metros, el precio del metro cuadrado partirá de los 24 euros al año, tal y como han asegurado fuentes conocedoras al diario.

Redacción del pliego del concurso

La redacción del pliego del concurso, a cargo del bufete Roca Junyent, ha sido especialmente difícil, puesto que el Consorcio ha velado porque el documento definitivo resista cualquier posible recurso.

«Hemos sufrido mucho en este proceso que supone transformar en un texto legal una serie de adiciones, necesidades y demandas que han venido dadas por intereses cruzados por parte de Nissan, los sindicatos, los trabajadores, el Gobierno o la Generalitat», ha destacado el delegado del Consorci de la Zona Franca de Barcelona, Pere Navarro.

Así, Navarro ha valorado: «Al final estos intereses cruzados se plasman en un documento legal que debe servir para un concurso tras haber alcanzado el consenso».

El pliego contempla «algunas bonificaciones mientras dure la inversión hasta que la actividad esté en marcha y mediante procedimientos reglados, pero siempre apuntando a un precio final de mercado para respetar la legalidad», ha subrayado Navarro.

Teniendo en cuenta que, como mínimo, los importes del alquiler por metro cuadrado en la zona rondan los 90 euros, las compañías que quieran ocupar los terrenos habrán de amortizar la inversión con ese margen ya prefijado.

Asimismo, el documento establece que un porcentaje considerable de suelo disponible habrá de destinarse a uso industrial, específicamente, a proyectos de electromovilidad, según han apuntado fuentes conocedoras.

Unos terrenos estratégicos

Los terrenos, que la multinacional nipona considera una «joya» por su ubicación estratégica, son muy codiciados tanto para las actividades industriales como logísticas.

En Zona Franca está previsto que se instale el proyecto del hub de descarbonización liderado por QEV y B-Tech, que ensamblarán vehículos eléctricos de última milla y una furgoneta de la marca Ebro, así como el del fabricante de motos eléctricas Silence, y otro proyecto logístico.

Silence, que cuenta con Acciona como principal accionista, ocupará unos 60.000 m2 en estos terrenos, que se les adjudicarán de forma directa, en los que prevé ampliar su capacidad de producción y ensamblar un nuevo vehículo eléctrico de dos plazas. Cabe destacar que el fabricante de motocicletas eléctricas ha acordado con los sindicatos contratar a 110 trabajadores de Nissan.

Además, la firma nipona mantendrá en Zona Franca un centro de I+D en una superficie de unos 50.000 m2.

Avatar