El Corte Inglés: Marta Álvarez ficha un nuevo director jurídico corporativo en su bufete de referencia

Los grandes almacenes se hacen con los servicios de Rafael Díaz Yeregui, abogado del despacho Pérez-Llorca

Víctor del Pozo (izqda), consejero delegado; Marta Álvarez, presidenta, y José Ramón de Hoces, consejero secretario, en la Junta de Accionistas de El Corte Inglés. EFE

El Corte Inglés se refuerza en su departamento legal. Los grandes almacenes se han hecho con los servicios de Rafael Díaz Yeregui, socio del bufete Pérez-Llorca, para ocupar el cargo de director jurídico corporativo. El dirigente procede del bufete de abogados que asesoró a la presidenta del grupo, Marta Álvarez, en la batalla judicial que mantuvo con el expresidente Dimas Gimeno.

Según avanza El Confidencial, Díaz se ocupará de las operaciones corporativas, como fusiones y adquisiciones. Se integrará en el equipo que lidera José Ramón de Hoces, que se incorporó al gigante de la distribución el pasado mes de marzo, también desde Pérez-Llorca.

El recién fichado comenzó su carrera en Société Générale hasta que en 2010 entró a Pérez-Llorca, aunque hizo un parón entre 2012 y 2014 para trabajar en Barclays. En el despacho español fue responsable de fusiones y adquisiciones y desde enero ya como socio.

De este modo, El Corte Inglés sigue reforzando su estructura corporativa, como ya hizo en octubre con la incorporación de Luís Santa-María Pérez, que aterrizó en la calle Hermosilla procedente de Abanca para dirigir el gobierno corporativo. En la entidad gallega era el jefe antiblanqueo.

Junto con De Hoces, y Santa-María, Díaz trabajará con Carlos Alfonso, también miembro del equipo legal y que coordina los centros comerciales.

Pérez-Llorca, clave en la guerra judicial de El Corte Inglés

El Corte Inglés vuelve a pescar en el bufete Pérez-Llorca para reforzar su estructura. El despacho fue clave en la batalla judicial mantenida entre Marta Álvarez y su primo Dimas Gimeno por la presidencia de la empresa hace dos años. El gabinete es el recurso de cabecera para la directiva de la empresa en sus disputas.

Según añade el mismo medio, El Corte Inglés también intentó hacerse con los servicios de Elena Veleiro, la abogada personal de la propia Marta Álvarez.