El Corte Inglés sigue con el baile de sillas en Madrid: ahora es el turno de los jefes de personal

La compañía ya cesó a la mitad de directores de centros en la región en un intento por rejuvenecer la cúpula de los grandes almacenes

El Corte Inglés da un paso más en la reestructuración de su cúpula madrileña. Apenas semanas después de cesar a la mitad de los directores de centros comerciales de la comunidad autónoma, el ajuste pasa ahora por la dirección de recursos humanos. El baile de sillas fue transversal: impactó tanto a las principales tiendas de la compañía como a algunas de las filiales del grupo. 

Según ha podido saber Economía Digital, las entradas y salidas comenzaron a finales de octubre, tres semanas después de que los nuevos directores de centro tomaran posesión. Aunque en algunos casos la salida implicó la recolocación a la baja en la empresa, en otros casos supuso incluso un ascenso dentro del organigrama de los grandes almacenes. 

Un caso de mejora es el de Andrés Martín, hasta el momento director de personal de los centros comerciales de Princesa y Arapiles, que pasará a ocupar la jefatura de personal de toda la marca Sfera. Otro ejemplo es el de Emilio Hernández, ya exdirector de personal de Arroyomolinos, que se incorporará a recursos humanos de la nueva filial de logística, la recién creada Corola

Además, también hubo relevos en la dirección de personal de las tiendas de San José de Valderas, en Vistalegre, en Alcalá de Henares, en Guadalajara y en Pozuelo. El centro comercial de Pozuelo, por ejemplo, es uno de los diez más rentables de los que tiene la empresa.

La reestructuración del departamento de recursos humanos se produce en un año conflictivo a nivel laboral para la empresa. En febrero, el grupo presentó el primer expediente de regulación de empleo (ERE) de su historia, que terminó por provocar la salida de3.292 trabajadores. El papel de la dirección de personal fue criticado por sindicatos y empleados a título individual, que denunciaron presiones para acogerse a un ajuste que sobre el papel era voluntario.

Varios trabajadores de El Corte Inglés denunciaron coacciones de Recursos Humanos para acogerse al ERE

Como ya explicó este medio, las coacciones, o recomendaciones según algunos, variaban según el talante del departamento en cuestión. Desde “sobra uno de los nueve que sois” a “espero que solicites tu salida voluntaria” o incluso “ya te irás como forzoso”.

Otras voces señalaban que la dirección de recursos humanos elaboró varias listas de trabajadores que eran candidatos a salir. La división de personal se puso en contacto con ellos explicándoles las bondades del ajuste y las posibilidades de recolocación. No obstante, siempre con un arma bajo la mano: “si te niegas, podrías entrar en los despidos forzosos y te irías con mucho menos dinero”.

El papel de José Ramón de Hoces

El movimiento en la dirección de personal, que desde El Corte Inglés calificaron de absolutamente normal, llega después de la renovación en la cúpula de los centros. El objetivo: avanzar en el rejuvenecimiento el liderazgo de las tiendas. El deseo se convirtió en realidad después de que en mayo Florencio Lasaga, el último representante de la vieja guardia de la empresa, abandonase el consejo de administración.

Las fuentes consultadas por Economía Digital señalan que el encargo de liderar la renovación de los ejecutivos de la empresa lo tiene José Ramón de Hoces, hombre de máxima confianza de Marta Álvarez y secretario del consejo de administración. Igual que sucedió históricamente en el consejo, también hubo familias que se extendieron por la ejecutiva de la compañía. No es raro ver a directivos que son familiares o miembros del círculo personal de otros.

Una de las misiones del antiguo abogado del bufete Pérez-Llorca es la de terminar con esta tendencia y profesionalizar la compañía ante una futurible salida a borsa –no está en los planes inmediatos, eso sí–. Las invitaciones a prejubilarse ya se comenzaron a producir e incluso van más allá de Madrid. Andalucía es otra de las regiones en las que se activó la rueda.

El Corte Inglés cambia a la mitad de sus directores en Madrid

El relevo más sonado es sin embargo el de la dirección de los centros comerciales de Madrid: la mitad cambió de director en octubre. Tienen ya nuevo director las tiendas de Castellana, Serrano, Pozuelo, Sanchinarro, Goya, Princesa, Arapiles, Méndez Álvaro, El Bercial, Parquesur, San José de Valderas, Arroyomolinos, Vistalegre y Campo de las Naciones.

La empresa que preside optó por la promoción interna en la totalidad de los casos, una política que sigue históricamente a la hora de nombrar a los dirigentes de los centros comerciales. Además, El Corte Inglés opta por economizar la cúpula y en algunas ocasiones habrá un solo director para más de un centro.

Más allá de las novedades en la dirección, también se utilizó la promoción interna para nombrar nuevos adjuntos en los establecimientos de Castellana, Serrano, Pozuelo, Arroyomolinos y Talavera.

Carles Huguet