El fracaso del Radar Covid de Sánchez: solo notifica 1 de cada 62 positivos

La aplicación no está teniendo los resultados esperados desde su estreno y, actualmente, solo la tiene instalada el 20% de la población

Un usuario descarga la aplicación móvil Radar COVID, una de las tecnologías desarrolladas para combatir el coronavirus. EFE/Cati Cladera

Una de las grandes armas del Gobierno para tratar de luchar contra la expansión del coronavirus ha sido la aplicación de Radar Covid (disponible para iOS y Android), pero los números que registra no están a la altura de lo que se esperaba de ella. 

En agosto  de 2020 el Gobierno de Pedro Sánchez impulsó la aplicación bajo el lema “la tecnología también puede salvar vidas” y con un funcionamiento simple, pero que prometía ser efectivo. 

Si dos personas con la app instalada se encuentran un mínimo de 15 minutos a menos de 2 metros de distancia, sus móviles recuerdan el código anónimo del otro. Si uno da positivo en los siguientes días, el otro recibe una señal de alerta.

Al principio comenzó siendo un éxito en su programa piloto consiguiendo rastrear una media de 6,4 contactos estrechos de riesgo por positivo, pero el problema, a día de hoy, es otro muy diferente

La aplicación ha sido descargada por 8,1 millones de personas mayores de 14 años —el 20% de la población— y se han notificado 3.163 casos positivos en la última semana. Es decir, estos contagios suponen solo el 1,6% de los 195.239 casos de coronavirus confirmados, o lo que es lo mismo, uno de cada 61,7 casos.

En total se han gastado 1,7 millones de euros por una aplicación que, hasta el momento, tiene una penetración ínfima. Para que funcionase, la aplicación debería tenerla instalada el 60% de la población activa y que al menos un 25% la utilizase de manera correcta, según ha revelado un estudio de la Universidad de Oxford. Números a los que España mira muy desde abajo. 

Imagen de Radar Covid
La app Radar Covid. EFE/CB/Archivo

Además, la valoración de la aplicación en las tiendas donde está disponible es bastante negativa: “ha dejado de funcionar”, “aplicación inútil”, “hay muchos problemas para conseguir que te den un código para meterlo en la aplicación”. Y claro, con estas reseñas, más complicada es la descarga y más todavía abrirla y configurarla para aportar tu granito de arena. 

También se habla de que ha faltado una campaña de concienciación sobre esta aplicación para que la población entienda los beneficios que puede traer y como puede aportar en la lucha contra la Covid-19.

Además, es cierto que muchas comunidades autónomas tienen sus propias aplicaciones propias en vez de darle fuerza a Radar Covid como PassCOVID en Galicia, Ocio Responsable en Castilla La Mancha o STOP COVID19 en Cataluña. 

Hay que resaltar, eso sí, que no solo en España ha fallado este tipo de aplicaciones. En Francia, por ejemplo, tampoco han conseguido una alta penetración de este tipo de herramientas y entre los motivos principales está el desconocimiento, los fallos en operabilidad y en algunos casos miedo a un seguimiento o control gubernamental. 

Noticia original: Business Insider

Autor: Carlos Ferrer-Bonsoms Cruz