El imperio inmobiliario de Andic (Mango) se devalúa 100 millones en dos años

El magnate del sector de la moda poseía locales por valor de 812 millones en 2017, pero antes de la pandemia el valor de los activos inmobiliarios cayó hasta los 716 millones

Más allá de ser el dueño de la cadena Mango, Isak Andic tiene parte de su fortuna invertida en el sector real estate. Muchas veces alquilados a la firma de moda, el magnate cuenta con decenas de locales comerciales repartidos por Europa que, antes de la pandemia, alcanzaban un valor en libros de 719 millones de euros. A pesar del montante, la cifra del emporio inmobiliario de la decimoséptima fortuna de España se ha reducido 100 millones en apenas dos años.

A través de la sociedad Punta Na, Andic posee tanto establecimientos físicos como edificios completos que tiene alquilados tanto a la propia Mango como a nombres como Zara y H&M. Según las cuentas de 2019, las últimas depositadas en el Registro Mercantil, la organización contaba con activos por valor de 719 millones frente a los 812 millones de euros que lucía en 2017.

Los 719 millones de euros en los que cerró la última campaña son solamente el valor en libros de los inmuebles en los libros de la empresa. Según puntualizan fuentes del sector inmobiliario, la tasación real de los establecimientos podría llegar a alcanzar los 1.000 millones. El precio de mercado, no obstante, superaría los 1.200 millones hace solamente dos años.

Andic optó en los últimos años por deshacerse de las inmuebles que se encontraban en ubicaciones secundarias

Consultada por Economía Digital, la patrimonial justifica parte de la caída por la maniobra de Andic de deshacerse de locales en ubicaciones secundarias para concentrarse en las avenidas prime de ciudades españolas, francesas, turcas, griegas y checas, donde se reparten las diferentes filiales. Sin embargo, a lo largo de 2019 el grupo ya no realizó nuevas desinversiones y el valor de sus activos descendió igualmente en 50 millones.

El magnate turco también aplicó la misma estrategia en Mango, que en los últimos años optó por cerrar tiendas en localizaciones de segundo nivel para abrir flagships en las principales calles. La cadena de moda, eso sí, no cuenta con locales en propiedad.

Los beneficios de Punta Na cayeron un 75%: bajaron de 36,4 a 9 millones

Con las desinversiones finalizadas en 2019, las ganancias de Punta Na sufrieron un recorte del 75% y cayeron desde los 36,4 millones hasta los 9 millones de euros. En los últimos ejercicios, el beneficio estuvo inflado por la venta de locales, señalan las mismas voces. Ahora, la sociedad ya cuenta con los activos que encajan en su nueva estrategia, por lo que no se esperan transacciones de forma generalizada.

Queda por ver como influirá la pandemia en los resultados de la patrimonial. Andic no solamente es casero de Mango. También posee establecimientos de marcas como Zara y H&M. Y el sector en bloque tuvo que cerrar durante el primer estado de alarma en España, donde el magnate posee la mayor parte de sus activos. Por ello, fueron muchas las firmas que solicitaron renegociar el alquiler tanto durante la primera oleada del virus –no podían abrir– como durante los meses posteriores –las restricciones limitaron su actividad–.

De este modo, tanto el valor como las ganancias de la sociedad podrían verse resentidas en el ejercicio 2020, todavía por cerrar.