El Santander centra su crecimiento en Estados Unidos

El banco descarta hacer compras en Europa pero no en Norteamérica, sobre todo en EEUU, donde además ya ha liberado provisiones

El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, ha defendido este miércoles, durante la presentación de resultados del primer semestre, que la posición de la entidad en España «es fuerte», descartando así formar parte del movimiento de consolidación bancario que hay en nuestro país.

«Somos líder en el mercado y no necesitamos adquisiciones en España por razones de escala» ha justificado. En la entidad cántabra tienen claro que por ahora no van a absorber ningún banco, como ha hecho Caixabank con Bankia o Unicaja hará con Liberbank este viernes.

Ni en España ni en Europa. De hecho, al ser preguntado sobre si contemplan comprar el negocio del Banco Sabadell en Reino Unido (TSB) o hacer otras compras, Álvarez se ha mostrado rotundo contestando con un simple «no».

Al otro lado del Atlántico la cosa cambia, el Santander quiere crecer en Ámérica, sobre todo en Estados Unidos, que ya es por segundo trimestre consecutivo el mercado que más aporta al grupo por beneficios.

El CEO ha aclarado que no es el leitmotiv, pero «queremos crecer allí» y por lo tanto, analizan compras. Hay que recordar que hace solo unos días el Santander compró el bróker de renta fija Amherst Pierpont por 500 millones «para crecer en el negocio mayorista» ha señalado.

También allí han lanzado una opa sobre el 20% de Santander Consumer USA por casi 2.000 millones este mismo mes. Y es que el negocio en EEUU está yendo demasiado bien, tal y como ha reconocido el consejero delegado. Tanto, que han podido liberar parte de las provisiones que se hicieron en el inicio de la pandemia.

El motivo que les ha llevado a dar este paso es la subida del precio de los coches, sobre todo los de segunda mano, si bien, el Santander tiene este país su negocio de leasing de auto o financiación de coches, que es bastante importante.

«El precio de los coches de segunda mano ha subido un 25%, nosotros tenemos coches en nuestro balance, y si sube el precio hay más beneficio». Asimismo, ha explicado que en Estados Unidos el estímulo fiscal ha sido «tan intenso» que la calidad crediticia ha sido «mucho mejor» que en otros países.  

Con todo, el beneficio de Santander USA en el semestre es de 1.291 millones de euros, 6 veces más que en primer semestre de 2020, convirtiéndose en el principal mercado para el grupo por beneficio, ya que aporta más del 50% total.

El banco volverá al dividendo en septiembre

Durante la presentación de resultados, José Antonio Álvarez ha confirmado que el Banco Santander volverá al dividendo en septiembre, mes en el que Banco Central Europeo levantará el veto que impuso a la banca el año pasado con motivo de la pandemia.

En concreto, el CEO ha aclarado que prevén aprobar en septiembre un dividendo de entre el 40% y el 50% del beneficio para poder abonarlo a partir de noviembre.

Aunque el BCE ha pedido prudencia, Álvarez descarta que el organismo vaya a ponerle trabas «dados nuestros ratios de capital». En este sentido ha añadido que no cree que el BCE «ponga problemas a un banco como el Santander» que tiene una política prudente sobre el dividendo.

Hay que recordar que la presidenta del grupo, Ana Botín, fue la primera banquera en España que decidió no retribuir a sus accionistas en el inicio de la crisis sanitaria, antes de la prohibición del BCE, pero también fue la primera que pasado un tiempo empezó a defender que algunas entidades ya estaban preparadas para retomarlo.