Endesa se libra del recorte de beneficios en todos sus contratos industriales

José Bogas asegura que todos sus contratos de generación propia a plazo fijo tienen precios inferiores a los del 'pool'

El consejero delegado de Endesa, José Bogas. EFE

La decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de acomodar su decreto de la luz a las exigencias de las compañías eléctricas ha permitido a Endesa esquivar ya una parte del tijeretazo económico. La compañía dirigida por José Bogas ha comunicado que no deberá devolver ningún porcentaje de los beneficios que percibe actualmente por sus contratos industriales.

La vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, decidió incorporar a última hora una concesión en la nueva normativa para excluir del recorte de beneficios a todos los contratos suscritos con un coste fijo y a largo plazo, siempre y cuando no se supere el precio que actualmente marca el mercado mayorista.

Un día después, Bogas ha aclarado que ninguno de sus clientes industriales paga por encima de ese valor. “Endesa tiene toda su generación propia de base vendida a plazo a sus clientes a precios inferiores a los del ‘pool’, tal y como ya hemos certificado”, ha explicado el consejero delegado de la compañía.

Bogas ha aplaudido la decisión de Ribera de cambiar finalmente los requisitos del decreto de la luz, tras reunirse con las principales comercializadoras del sector. “Las medidas adicionales aprobadas por el Gobierno introducen racionalidad, además de aumentar la protección para los consumidores vulnerables, dos ejes de actuación que valoramos positivamente”, ha expuesto.

Ribera justificó precisamente sus cambios por la necesidad de incentivar todavía más la contratación a precio fijo por parte de los consumidores industriales en un momento marcado por la inestabilidad del mercado, después de dos meses donde se han repetido los récords históricos en el ‘pool’ eléctrico.

Endesa reclama una reforma para actuar sobre las tarifas reguladas

El consejero delegado también ha visto con buenos otras medidas incluidas en la reforma eléctrica como las exigencias para que las empresas muestren una mayor transparencia, aunque ha insistido en que todavía hacen falta más políticas para acabar con la “volatilidad” en los contratos domésticos de tarifa regulada, a los que están suscritos cerca de 10,5 millones de clientes.

“El proceso de reforma ya está abierto y tendremos una participación activa en él”

José Bogas, CEO de Endesa

Bogas ha remarcado que este conjunto de medidas permitirán “fortalecer la senda de la transición energética y la descarbonización” que el sector debe afrontar con carácter inminente en las próximas décadas.