Freixenet anticipa un récord histórico de botellas vendidas

El líder mundial del cava prevé superar los 110 millones de botellas vendidas en 2022

El consejero delegado de Freixenet, Pere Ferrer, en una imagen de archivo. EFE/Quique Garcia

Freixenet, el líder mundial del cava, prevé batir este año su récord histórico de botellas vendidas y superar los 110 millones, lo que supone entre un 6 y 7% más que en 2021, en un ejercicio en el que la marca espera incrementar en torno a un 10% su facturación y volver a registrar una buena campaña de Navidad.

El vicepresidente y consejero delegado de este grupo, Pedro Ferrer, ha explicado en una entrevista con Efe que, en lo que llevamos de año, el crecimiento en ventas ha rondado el 9%, porcentaje que al cierre del año estima que acabará siendo de entre un 6 y un 7%, dado que en Navidad los volúmenes de ventas son muy grandes y los crecimientos interanuales suelen ser menores que en otros meses.

De los más de 110 millones de botellas que Freixenet calcula que venderá este año, el 65% serán de cava, el 25 % de vinos tranquilos y, el resto, de prosecco y otros vinos espumosos y sin alcohol.

La facturación crecerá un 10%

La facturación, cuya cifra no facilita la empresa, podría aumentar en torno a un 10% en 2022, ya que, además del impulso de las ventas, la compañía ha repercutido en sus productos parte del incremento de los costes en el escenario inflacionista actual.

Ferrer ha destacado que este año el mercado nacional «va muy bien», en buena parte porque ha vuelto con fuerza el turismo a nuestro país y el canal de la restauración ya no tiene las restricciones que sufrió el año pasado por la covid.

«Tras unos años 2020 y 2021 difíciles, 2022 ha sido un año de recuperación»

«Tras unos años 2020 y 2021 difíciles, 2022 ha sido un año de recuperación», ha apuntado Ferrer, ya que la marca ha vivido un buen verano, el otoño «está aguantando bien» y espera una buena campaña de Navidad, dado que la del año pasado estuvo condicionada aún por la pandemia, ha recordado. Sin embargo, y aunque el grupo ya está por encima de los niveles de facturación precovid a nivel global, en España la normalidad se espera recuperar en 2023.

Freixenet, compañía controlada a partes iguales por el grupo alemán Henkell Freixenet y por Josep Ferrer y Josep Lluís Bonet, vende el 85% de su producción en el extranjero, la mayor parte a Alemania, seguida del Reino Unido, Estados Unidos y Francia, que se está convirtiendo en un mercado muy importante para el grupo.

De hecho, el mercado francés es el primero para la marca Cordón Negro, que recientemente fue premiada como el mejor cava del mundo. Además, la entrada del grupo alemán Henkell en 2018 supuso para Freixenet un importante impulso en mercados como Alemania y el este de Europa.

Entrada de la bodega Freixenet, en Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona)

Para Ferrer, tras la subida del precio del champán por las malas cosechas que ha habido, «el cava vuelve a tener una nueva oportunidad» de crecimiento. En este sentido, ha apuntado que Freixenet, que está presente en unos 140 países, tiene entre sus prioridades crecer en el mercado español, donde tiene una cuota del 20 % en Navidad y es líder en volumen de botellas vendidas.

El lanzamiento en España de vinos tranquilos con la marca Freixenet, que empezó el año pasado con un rosado y un blanco y ha continuado este año con un tinto, «ha funcionado muy bien» y ya se ha vendido toda la producción.

Triplicar la actual producción de cava ecológico

La apuesta medioambiental de la compañía pasa, entre otras cosas, por triplicar la producción de cava ecológico en unos cinco años, del actual 5% a un 15%, aproximadamente.

Inmersa en una ampliación de las cavas de Sant Sadurní, con una inversión prevista de 30 millones de euros, Freixenet dedicará más de un millón de euros a poner placas solares en estas instalaciones para avanzar en el uso de energía sostenible.

Según Ferrer, la prioridad que da Freixenet al medioambiente se demuestra en la decisión del consejo de que, si 2023 trae una recesión y hay que ralentizar inversiones, «todo lo que tenga que ver con cambio climático y sostenibilidad sigue adelante».

Nuevas marcas

Freixenet, la marca más importante y global del grupo Henkell Freixenet al que aporta aproximadamente un 40 % de la facturación total, sigue con la ambición de crecer.

«Siempre estamos con las antenas puestas por si sale alguna oportunidad», ha dicho Ferrer, y ha asegurado que, aunque de momento no hay nada concreto, siempre están mirando dosieres y con conversaciones en marcha.

«Siempre estamos con las antenas puestas por si sale alguna oportunidad»

En España, la compañía está interesada en comprar empresas con marcas de cava, vino espumoso y vino «potentes y complementarias» a las suyas para incorporarlas al grupo. Como en los últimos años, Freixenet ha dejado atrás los anuncios con estrellas de Hollywood y estas navidades repetirá el anuncio del año pasado, en su habitual campaña de televisión.