Patrocinado por

Goirigolzarri se ausenta de la APIE por la huelga de Caixabank

El presidente de Caixabank participa cada año en estas jornadas y había confirmado su asistencia física este martes

El presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri, ha cancelado su asistencia a los cursos de verano organizados por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander, a causa de la huelga que secundan este martes los trabajadores de la entidad ante 40 periodistas.

Gorigolzarri, que participa cada año en estas jornadas (antes como presidente de Bankia), estaba convocado este martes a las 16:30 horas para hablar sobre “los nuevos retos del sector financiero”, y había confirmado su asistencia física, tal y como hizo ayer el presidente de BBVA, Carlos Torres, o hará mañana el consejero delegado del Banc Sabadell, César González-Bueno.

Pero la gran acogida de la huelga ha cancelado sus planes. Según explican fuentes cercanas a la entidad hay razones evidentes para que no acudiera a este acto. Desde la APIE justifican que “el presidente tiene que estar al frente del banco y no ausentarse” en un día como hoy. Histórico, pues es la primera huelga de Caixabank en sus 117 años de historia.

Y es que los sindicatos explican a Economía Digital que el seguimiento está siendo récord con más del 70% de oficinas cerradas y una caída de actividad de más del 90%. La entidad ha decidido no facilitar cifras oficiales.

Los trabajadores de Caixabank han salido hoy a las calles entre las 10-12 horas de la mañana, en 16 ciudades españolas para protestar contra el ERE. Asimismo, hoy no han acudido a sus puestos de trabajo buena parte de los empleados “para abrir los ojos al banco y hacerle ver que no puede haber despidos forzosos”, explican fuentes sindicales.

La huelga ha precipitado que en la reunión celebrada este martes entre la dirección de Caixabank y los sindicatos, el banco haya decidido que otras 450 personas se queden dentro del grupo. De esta manera, se reduce el número de salidas por el ERE a 6.950.

El banco negocia desde el pasado mes de abril un Expediente de Regulación de Empleo con motivo de su fusión con Bankia. Entre las dos plantillas suman 44.000 trabajadores y para poder alcanzar las sinergias que le han llevado a realizar esta operación, deben hacer una reestructuración de empleados y oficinas.

La entidad propuso inicialmente un despido colectivo para 8.291 personas. Con la rebaja hecha hoy, el número de salidas inicial se reduce en un 16%. El banco catalán también ha propuesto en estos dos meses 686 recolocaciones, estas personas se distribuirán entre varias filiales tecnológicas y de servicios especializados.