H&M prepara un ERE para despedir hasta 1.100 empleados en España

La compañía sueca de moda cerrará 30 tiendas en España en 2021 para dirigir su modelo de negocio hacia los canales de distribución online tras la crisis de la Covid-19

Imagen exterior de un establecimiento de H&M, que ha decidido poner en marcha un ERE en España que afectará a un máximo de 1.100 trabajadores

La crisis del coronavirus ha acelerado los planes de H&M para reestructurar su modelo de negocio en todo el mundo. La cadena sueca de moda ha anunciado su intención de poner en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a un máximo de 1.100 empleados repartidos por los distintos establecimientos que tiene en la geografía española. Una gran empresa más que se suma a los recortes tras un año negro para el comercio del textil.

La firma de moda ha justificado este movimiento como parte de su proceso de transformación, que le está llevando cada vez más hacia un modelo más digital y a apostar por su canal de distribución online, que ha experimentado un notable crecimiento en el último año. La dirección insiste en que está buscando “una organización más eficiente” de todos sus establecimientos.

“Necesitamos adaptarnos al cambio del comportamiento de los clientes y sus necesidades para ser capaces de seguir siendo competitivos”, ha justificado la dirección de la firma de retail, según ha publicado Europa Press.

H&M cerrará 30 tiendas en España tras la crisis de la Covid-19

El resultado será una oleada de cierres a nivel internacional. Un total de 350 locales de la marca echarán la persiana en todo el mundo a lo largo del 2021, mientras que se abrirán un centenar nuevos. El balance es el que provocará estos despidos generalizados en buena parte de los países en los que comercializa ropa.

En el caso de España, la compañía ha anunciado que cerrará 30 establecimientos, de los cuales 27 serán de la propia marca H&M y los tres restantes de COS (Collection Of Style) la línea del grupo que se puso en marcha en 2007. Como consecuencia, se producirá una reorganización de sus equipos en las tiendas que provocará las salidas.

Un grupo de personas pasea junto al H&M de Shanghai, China, el 5 de abril de 2021. EFE

La dirección del grupo se ha comprometido con “mantener el mayor número de puestos de trabajo posibles”. Por eso, priorizarán las salidas voluntarias dentro de su plan de reestructuración. También preparan planes de recolocación y de orientación para los empleados que finalmente abandonen el grupo.

Comisiones Obreras califica la operación como “desproporcionada”

La decisión de H&M no ha gustado nada a los sindicatos que entienden la medida como “injustificada”, cuando todavía se puede recurrir a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en España para amortiguar la reducción del negocio.

“Siendo conscientes de que se puede haber producido un cambio en los hábitos de consumo, que podría justificar una recualificación de la plantilla, en ningún caso puede utilizarse para plantear el despido de más de 1.000 personas“, ha argumentado Comisiones Obreras en un comunicado.

El sindicato ha estimado que además de las bajas anunciadas por la compañía, se espera que la reestructuración provoque cambios en otras 24 tiendas distribuidas por España. Un total de 50 trabajadores se verán obligados a reducir el número de horas de su jornada laboral. “H&M aboga por el empleo low cost”, ha lamentado.

La organización sindical mayoritaria del grupo ya ha anunciado que su posición se centrará en reducir al máximo el número de personas y de establecimientos afectados, así como pelear para garantizar salidas no traumáticas. La mesa de negociación se iniciará el próximo 23 de abril.

H&M perdió un 91% de su beneficio en el 2020

La decisión de la compañía se produce apenas dos meses de que se anunciasen los resultados del año 2020, que pusieron cifras al golpe económico que ha provocado la pandemia del coronavirus en su negocio. H&M obtuvo un beneficio neto de 123 millones de euros en su último ejercicio fiscal, un 91% menos que el año anterior.

Las ventas generales de la compañía se derrumbaron un 18%, aunque la pandemia de Covid-19 también trajo algunas notas positivas. El comercio por internet protagonizó un incremento del 39% en el último año y ya representa un 28% de las operaciones del grupo. Estos datos confirman la decisión de cerrar buena parte de sus tiendas físicas y volcarse con el canal online.

Es necesario realizar todos estos cambios como un paso crucial para asegurar la sostenibilidad de nuestro negocio a largo plazo”, han reconocido ahora.