El ‘hub’ incorpora a Sabadell y Santander como posibles avalistas del Perte tras el ‘ok’ de Caixabank

El grupo de empresas que optan a instalarse en la fábrica de Nissan asegura: "Hay un acuerdo verbal para casi todos los avales"

El consejero delegado de QEV Technologies, Joan Orús, junto a la furgoneta eléctrica que quieren fabricar en Nissan. EFE/Andreu Dalmau.

El ‘hub’ para la descarbonización ha dado un paso en la consecución de los avales que necesita para recibir los 108 millones de ayudas del Perte. Según confirman fuentes de la negociación, Caixabank es el último banco que ha dado su ‘ok’ para avalar las inversiones que reindustrializarán las instalaciones que ocupó Nissan.

Este paso dado por Caixabank ha animado a parte del sector bancario para entrar en la operación del ‘hub’. El Sabadell, por ejemplo, está estudiando la operación y prevé tomar una decisión este jueves o este viernes, según ha podido saber Economía Digital. Otro de los bancos que está estudiando la concesión de avales es el Santander.

Desde el entorno del ‘hub’ se tiene una notable prudencia y precaución. «Hay un acuerdo verbal para casi todos los avales pero se quieren tener firmados antes de anunciar nada», comentan a este periódico.

Hace seis días, el ‘hub’ confirmó que tenía el 50% de los avales concedidos. En está operación estaba Andbank mientras que el resto de las inversiones tenían la garantía de Avalis, es decir, de la Generalitat a través del Institut Català de Finances. El problema aquí es que el ICF no tiene ficha bancaria por lo que su aval no cumple con los requisitos que exige el Gobierno de España respecto a la calidad de la garantía que se exige para recibir ayudas del Perte.

Para lograr esta segunda mitad de los avales, el ‘hub’ ha negociado con entidades con ficha bancaria que utilizan el aval del ICF como garantía del aval preconcedido por la sociedad pública. Caixabank ha aceptado las condiciones ofrecidas de manera verbal. Esto es suficiente para que el resto de entidades financieras den un paso adelante mientras no supone ninguna garantía firmada de éxito.

Hasta que no estén todos los avales, la operación de reindustrialización de Nissan por parte del ‘hub’ sigue en riesgo en lo que se refiere a la obtención de los fondos del Perte. Además, también tiene que lograr la adjudicación de los terrenos que usó Nissan, pero esta parte parece más factible en la medida de que el pasado jueves se abrió el último sobre y no se conoce, todavía, ningún sobresalto.

Por volumen de ayudas, el ‘hub’ es el tercer beneficiario de los recursos del Perte del vehículo eléctrico con 108 millones, por detrás del grupo Volkswagen-Seat, al que se adjudicaron 397 millones de euros, y de Mercedes, que recibirá 170 millones.

El ‘hub’ prevé inicialmente crear más de 7.000 empleos, de los que un millar serán directos, con una actividad que incluye la fabricación de vehículos comerciales eléctricos y que se espera pueda arrancar a finales de 2023.