IAG fía su recuperación a los resultados de Iberia y Vueling

Las españolas salen mejor paradas por el tirón del turismo doméstico y las menores restricciones en América Latina, por ello prevén más rutas este año que antes del Covid

Varios aviones de Iberia y Vueling en el aeropuerto.

Iberia y Vueling tiran del carro en la recuperación de IAG, el conglomerado de aerolíneas al que también pertenecen British Airways y Aer Lingus. Las españolas tienes previsto operar más rutas este 2022 que antes de la pandemia aprovechando, sobre todo, el tirón de los vuelos domésticos. 

Hay que recordar que Iberia fue la única aerolínea del grupo que dio beneficios en las últimas cuentas presentadas por el grupo en el tercer trimestre de 2021, ganando 21 millones de euros frente a unas pérdidas de 252 millones un año antes. Y que Vueling alcanzó el breakeven, es decir, dejó de dar pérdidas y alcanzó un punto de equilibrio.  

La primera se vio beneficiada por las rutas a América Latina y la segunda, por el mercado doméstico español. Mientras que British Airways ha sido la más afectadas por las propias restricciones en Reino Unido y el cierre de Estados Unidos, que no abrió sus fronteras hasta el pasado mes de noviembre. Después llegó ómicron lo que llevó a cancelar miles de vuelos.  

El objetivo del grupo es volver a ser rentable en 2022, tal y como anunció el presidente de IAG, Luis Gallego, en la presentación de los últimos resultados de IAG. Aunque calculan que se necesitará al menos hasta 2023 para que la demanda de pasajeros recupere los niveles de 2019. 

Sin embargo, Vueling prevé volver a los niveles de capacidad de antes de la pandemia este mismo verano. Según ha explicado la compañía en Fitur, la Feria Internacional de Turismo celebrada esta semana en Madrid, planean operar más de 320 rutas y conectar 120 aeropuertos en 30 países, “gracias a la recuperación del mercado internacional y la consolidación del mercado doméstico”.  

Los cambios en el programa de verano del 2022 se enmarcan en una estrategia de recuperación definida muy clara, primero, una apuesta decidida por Reino Unido, concretamente en Londres Gatwick, desde aquí Vueling operará cinco nuevas rutas, Málaga, Sevilla y Menorca, además de Granada y A Coruña, estas dos no son operadas por ninguna aerolínea actualmente. 

Asimismo, continuarán con su crecimiento en París Orly. En la capital francesa han programado 50 rutas para el verano, lo que supone un crecimiento exponencial desde las 11 que ofertaban antes de la pandemia, entre ellas, a destinos como la isla de La Palma, en Canarias. Centrados también en la recuperación del mercado doméstico español, planean 10 rutas domésticas para este verano. 

De cara a Semana Santa, y después de dos años sin poder viajar en estas fechas, Vueling tiene previsto operar el doble de rutas que en el mismo periodo de 2019, con 100 conexiones. La compañía espera que marque un punto de inflexión en la recuperación turística.    

Iberia, por su parte, ya ha recuperado casi al completo toda su red global de destinos prepandemia. Es decir, está operando casi las mismas rutas que en 2019, antes de la llegada del Covid-19. Todas salvo China, donde están operando vuelos chárter; Tokio, porque Japón continúa cerrado; Caracas, donde solo operan vuelos de repatriación y Río de Janeiro, que esperan recuperarla en verano del 2022.  

La aerolínea que preside Javier Sánchez-Prieto ha reforzado los vuelos a Estados Unidos desde su apertura, con 70 semanales entre Madrid y ciudades estadounidenses. Y para este 2022 ha incrementado frecuencias a destinos como México, República Dominicana, Colombia y Argentina.