Industria asegura que la opción china para Nissan sigue abierta pero ya estudia el plan B

La automovilística china asegura que es "insuficiente" la contraoferta de Industria y el Ministerio de Reyes Maroto no tira la toalla pero se abre ahora a la oferta del 'Hub'

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, con la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez. EFE

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, con la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez. EFE

El Ministerio de Industria asegura que hasta el próximo 17 de diciembre sigue negociando con todos los agentes en la mesa de industrialización para valorar la empresa que finalmente se instale en los terrenos de Nissan en Zona Franca (Barcelona). El Ministerio de Reyes Maroto segura a Economía Digital que la opción de la automovilística china Great Wall Motors (GWM) «sigue abierta», pese al rechazo de ésta a la contraoferta que le hizo el Gobierno.

«No vamos a comunicar hoy nada porque hasta el 17 las negociaciones siguen abiertas», señalan desde el Gabinete de Comunicación de la ministra. Pero lo cierto es que la carta enviada por la automovilística china al Ejecutivo este fin de semana, pese a haberse hecho pública este lunes, ha caído como un jarro de agua fría en Industria, ya que era la opción favorita. De hecho, fuentes gubernamentales vendieron las negociaciones con GWM como casi hechas.

«Hablamos con ellos casi a diario y estamos a falta de unos flecos. Nos preguntan sobre el gasto que les supondrían algunos elementos y a ver si se los pueden ahorrar para invertir ellos en maquinaria, entre otras cosas», destacaron la semana pasada a Economía Digital fuentes de toda solvencia.

Pero la realidad dista mucho de este mensaje y lo que ahora ha podido saber este medio es que en la misiva enviada al Ejecutivo, la automovilística china asegura que es «insuficiente» la contraoferta de Industria para cubrir sus planes de producción en Europa. Desde el Gobierno desvelaron que la opción de GWM es la que más gustaba en la mesa de reindustrialización porque tenían una producción prevista de entre 150.000 y 300.000 vehículos al año.

El Ejecutivo habla del ‘Hub’ como Plan B

Pero tras el rechazo a los planes del Ejecutivo, la mesa de reindustrialización, en la que están presentes las Administraciones, empresa y trabajadores, se reunirá de urgencia para tratar la decisión de la firma asiática y buscar una alternativa para garantizar el futuro de las plantas a apenas unas semanas de la salida de Nissan.

Industria asegura que «existen más proyecto encima de la mesa», para quitar hierro a la decisión de GWM, y ya se habla del «Hub» como posible proyecto favorito. Se trata del ‘hub’ de electromovilidad liderado por QEV Technologies que incluye a las compañías BTECH y Ronn Motor Group y que plantean invertir 1.000 millones de euros en cinco años para reindustrializar la planta.

Las fuentes consultadas estiman que esta empresa cree entre 4.000 y 10.000 empleos indirectos. Unas cifras muchos más atractivas que las que aporta el siguiente competidor: la inmobiliaria australiana Goodman. Desde Industria recalcan que este segundo proyecto es conocido/confiable, ya que tiene más proyectos activos en Cataluña. Pero no coincide con la venia de los sindicatos, quienes critican que al tratarse de una empresa logística podría ser el equivalente a traer empleos más precarios. 

Tal y como recalcan desde Industria, las negociaciones continúan y todavía no hay nada decidido hasta que el próximo viernes se cierre definitivamente la mesa de reindustrialización con una opción segura sobre la mesa.

Los sindicatos apremian, ya que Nissan abandonará la instalación el próximo 31 de diciembre en un cierre que ya ha comenzado. Sin una alternativa clara, los trabajadores se quedarán sin empleo con la entrada de 2022.