El rescate dispara el interés de los inversores por entrar en Duro Felguera

El Principado de Asturias aportará 6 millones de euros y Alantra detecta más inversores privados interesados

Sede de Duro Felguera

Sede de Duro Felguera

El Principado de Asturias entrará en el capital de Duro Felguera. En concreto, quiere aportar 6 millones de euros que se sumarán al rescate público de 120 millones que la compañía solicitó a la SEPI, según confirmaba este viernes.

El pasado miércoles, la empresa que dirige José María Orihuela comunicó que el Consejo Gestor del fondo de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas, dependiente de SEPI, aprobaba su rescate. 

Ahora falta que el Consejo de Ministros autorice la aprobación, algo que se espera que ocurra el próximo martes. Al calor de estas buenas noticias, el consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica del Gobierno asturiano, Enrique Fernández detallaba que 6 millones es una cantidad “modesta” pero esencial para aportar “confianza” al rescate.

Además, puntualizaba que es una “muestra fehaciente del compromiso institucional y financiero” del Gobierno autonómico para la continuidad de “una empresa referente, estratégica y tractora” con más de 150 años de historia. 

Fernández confía en que el Consejo de Ministros apruebe definitivamente la semana que viene el rescate público y ha explicado que la participación del Principado ha sido requerida por la SEPI como “aportación necesaria” y “temporal” para la aprobación del rescate. 
 
También ha matizado que el Principado siempre ha estado “comprometido” con que continuara la actividad del grupo y ha defendido que esta aportación ayudará al saneamiento y a la reestructuración financiera de una empresa de la que dependen “miles de trabajos directos e indirectos”. 

Se trata de casi 1.200 trabajadores que viven en constante estado de incertidumbre desde hace casi cinco años por la delicada situación financiera de la compañía, abocada al concurso de acreedores si no recibía el rescate. 

Pero también por los continuas salidas y entradas de directivos, ante la dificultad de gestionar y solventar los problemas que arrastraban desde 2016.  

Aumenta el interés de los inversores privados  

Duro Felguera siempre ha estado abierto a la entrada de inversores privados y el pasado mes de diciembre anunció que había recibido cuatro propuestas “no vinculantes” durante el proceso de captación puesto en marcha por la compañía y dirigido por Alantra. 

La empresa no quiso desvelar nombres, pero adelantó que solo tendrían en cuenta aquellos que hubieran firmado el acuerdo de confidencialidad, también conocido como NDA por sus siglas en inglés (Non-Disclosure Agreement), es decir los que entraran en el proceso de manera legal. 

El sector habla de algunos inversores americanos, chinos y también de DSA Group, la corporación de Emiratos Árabes. Así como de Capital Energy, Ultramar y TSK. A pesar del ruido del empresario Blas Herrero, la firma indicó hace unos meses que no siguió los pasos legales, por lo que todo apunta a que no se ha tenido en cuenta.

La asturiana siempre ha insistido en que antes de negociar con cualquier inversor debía cumplirse un orden que era: SEPI, bancos e inversores, así que esto será lo último que desvelarán. 

Sus planes se están cumpliendo, la SEPI ha esperado a que Duro Felguera ultimara su acuerdo de refinanciación de 85 millones de euros de deuda con la banca para aprobar el rescate. Es decir, las dos primeras condiciones ya se han dado. Por eso los inversores han empezado a hacer su aparición.  

Según publica este viernes Cincodías, fuentes conocedoras de las negociaciones con Alantra aseguran que ya hay otros seis candidatos interesados en convertirse en los futuros dueños de Duro Felguera.