Los datos de Coca-Cola demuestran que España es el país europeo que más cae

La embotelladora europea del refresco revela que las ventas en la Península Ibérica se desploman mientras el resto de economías ya dan síntomas de mejora

Coca-Cola desmonta las teorías de la recuperación económica española. Si su consumo se desplomó durante la última crisis financiera, en este 2020 vuelve a caer con fuerza. Termómetro de la salud de la economía del país, en España estuvo tradicionalmente vinculada a los bares. Ahora, sirve para ver como el descenso del consumo en el país por el golpe del coronavirus multiplica al del resto de Europa..

Coca-Cola European Partners –la embotelladora europea del popular refresco— la semana pasada, la firma hizo públicos sus resultados del tercer trimestre sus resultados semestrales con una caída de las ventas del 12% en lo que va de año hasta los 8.016 millones de euros. El recorte de los números de la cotizada fue generalizado en todo el continente, pero fue especialmente abrupto en España, donde los ingresos descienden un 23% en 2020.

La región de Iberia; compuesta por España, Portugal Andorra; ya fue la peor durante el segundo trimestre del ejercicio, muy marcado por el confinamiento. Ahora, con las mayores restricciones levantadas, el consumo no levanta cabeza y pierde un 16% respecto al mismo periodo del año anterior.

“Los volúmenes mejoraron respecto al segundo trimestre pero cayeron por la debilidad del turismo y la exposición al canal de bares y restaurantes, particularmente en España”, admite la firma presidida por Sol Daurella. Ni se salvaron las ventas en supermercados, que también “sufrieron”, añade.

De este modo, Coca-Cola nota las consecuencias tanto del descenso de consumo, especialmente en bares y restaurantes, como la pérdida de turistas, motor de este tipo de establecimientos durante el verano. Un claro ejemplo es que los refrescos embotellados en cristal –los más vendidos en el canal Horeca— perdieron el 34% de sus ventas entre julio y septiembre.

España multiplica la caída europea

Más allá de liderar otros índices macroeconómicos de mayo relevancia como la caída del PIB, España también es líder destacado en el descenso de la compra de Coca-Cola. Ninguno de los otros mercados de Coca-Cola European Partners alcanza una rebaja de doble dígito del consumo.

Detrás de Iberia -la empresa no desagrega los datos pero sí detalla que España es el país que sale peor parado- figura Francia, con un recorte del 9% en lo que va de año pero un crecimiento trimestral que fue del 6%. De cerca le sigue Alemania, con una contracción del 7,5%, pero con un repunte veraniego del 3%.

En la región Norte de Europa –formada por BeneluxNoruegaSuecia e Islandia– la bajada de las ventas es del 8,5% en el acumulado anual, mientras que en el tercer trimestre el porcentaje se mantuvo plano. Mientras, Reino Unido, cae un 8% anual a pesar de mitigarlo con un descenso del 2% trimestral.