Matías Carnero se convierte en el primer español miembro del consejo de vigilancia de Volkswagen

El presidente del comité de empresa Seat se sentará en el organismo encargado de tomar todas las grandes decisiones del conglomerado automovilístico

Matías Carnero, presidente del comité de empresa de Seat.

El presidente del comité de empresa de Seat será el primer español en sentarse en el consejo de vigilancia de Volkswagen. Matías Carnero, líder sindical de la automovilística española y presidente de la UGT en Cataluña, ha sido nombrado miembro del máximo organismo del conglomerado alemán a petición del sindicato alemán IG Metall. Será también la primera vez que un representante de la compañía española ocupe un puesto en la entidad.

Según informó este martes la empresa, el nombramiento se hizo efectivo el 1 de abril. Carnero se convertirá así en un miembro de pleno derecho del consejo, formado por 20 personas.

El consejo de vigilancia sirve para aprobar las mayores decisiones que afectan al conjunto de Volkswagen AG –el conglomerado que agrupa a Volkswagen, Audi, Porsche, Seat y Skoda— como la distribución de inversiones o el nombramiento de los principales directivos.

La llegada de Carnero al organismo se produce precisamente en un momento vital para Seat: el consejo deberá aprobar a lo largo del próximo año la inversión necesaria para producir coches eléctricos en la fábrica de Martorell (Barcelona). Por el proyecto competirán plantas de otras marcas del grupo, por lo que será la entidad la que deberá decidir el destino final de las cantidades.

El consejo está integrado por una veintena de miembros: la mitad en nombre de los accionistas y la otra mitad en nombre de los trabajadores. Los representantes de la plantilla se dividen entre siete personas designadas directamente por los empleados de las fábricas alemanas del grupo y otros tres por parte del sindicato IG Metall.

El resto está formado por parte de la dirección de la empresa y los accionistas como son el fondo soberano de Qatar, el land de Baja Sajonia o las familias Porsche y Piëch.

La carrera de Carnero en Seat

Carnero se incorporó a Seat en 1987 como trabajador de la fábrica de Seat en Zona Franca (Barcelona) y solo un año más tarde ya fue nombrado delegado sindical. En 1999 la plantilla lo escogió presidente del comité de empresa de Seat en Martorell y solo cuatro años después ya era el secretario general de UGT en Seat.

“Este nombramiento es un reconocimiento a los empleados de Seat; quiero dar las gracias a IG Metall por la propuesta”, explicó el dirigente. “Estar en el consejo nos da la oportunidad de participar en el órgano en el que se toman las decisiones estratégicas más relevantes del grupo”, añadió.