La patronal de Caixabank cede a la presión de los sindicatos: ya hay fecha para negociar los sueldos

La mesa del convenio del ahorro donde se da cita la patronal de las antiguas cajas de ahorro, CECA, con los sindicatos se reunirá el miércoles 25 de enero

Isidre Fainé, presidente de CECA.

Ya hay fecha para comenzar la negociación de los salarios en las cajas de ahorro. La mesa del convenio del ahorro donde se da cita la patronal de las antiguas cajas de ahorro, CECA, con los sindicatos se reunirá el miércoles 25 de enero.

El objetivo de esta convocatoria es establecer un diálogo sobre el futuro de los salarios del sector, después de que los representantes de los trabajadores pidiesen renegociar el convenio para fijar una subida salarial que «se adapte» a la situación actual de la inflación y evite que los trabajadores del sector pierdan poder adquisitivo.

La mesa lleva desde el 20 de octubre sin reunirse, cuando la patronal pidió un tiempo para reflexionar y analizar la situación. Hace unos días, tras el parón en las negociaciones, los representantes de los trabajadores ya aumentaron su presión convocando protestas para solicitar esta convocatoria porque consideraban que que no se podía retrasar más esta reunión.

SECB-Fine, CCOO y UGT, son actualmente los sindicatos mayoritarios del sector del ahorro, que engloba a unos 55.000 trabajadores de entidades como Caixabank, Unicaja, Abanca o Kutxabank. La semana pasada, estas organizaciones ya recordaban que se encuentran desde mayo exigiendo soluciones que permitan amortiguar el impacto que la «extraordinaria» subida del IPC está teniendo en los bolsillos de las plantillas del sector.

Las últimas subidas salariales en la banca

En los últimos meses, desde CC.OO. apuntaba que ya han abierto los convenios de otras patas del sector financiero, como son el de la banca, que negociaron con la patronal AEB, y el de las cajas rurales. En ambos casos, pactaron, según apuntan en el comunicado, que como primera fase de medidas se produjera una actualización de tablas con una subida salarial del 4,5% en 2023.

La banca reabrió a finales de noviembre su convenio colectivo, que había firmado en 2021, para modificar las tablas salariales de 2023 y que los sueldos subieran un 4,5 % y no el 1,25 % pactado inicialmente, en reflejo de la escalada de la inflación.

Sin embargo, los sindicatos apuntan que en una gran parte de los trabajadores del sector esta subida no se ve reflejada en las nóminas porque al tener complementos adicionales en los salarios, la compensación con estos hace que, en la práctica, su sueldo no se vea modificado.

En este sentido, desde el sindicatos añadían en el mismo comunicado que están «consiguiendo que la práctica totalidad de empresas de banca y rurales garanticen el incremento neto del 4,5% -o, en su caso, incrementos garantizados sin absorción- con la excepción del Santander, donde CC.OO ha convocado movilizaciones».