Prisa abre una guerra con su socio en México

El grupo dueño de 'El País' vive horas convulsas en el país azteca. Acusa a su socio, Corporativo Coral, de querer tomar el control editorial ilegalmente

Prisa, el grupo de medios propietario en España de El País, la cabecera más leída, vive horas convulsas en México. La compañía acaba de informar que su socio en el país azteca, Corporativo Coral, compañía controlada por el empresario Miguel Alemán Magnani, se ha intentado hacer de manera ilegal y sin éxito con el control y la propiedad de Sistema Radiópolis.

Sistema Radiópolis, que integra a las cadenas W Radio, La Ke Buena y Los 40, está participada al 50% por Prisa y Corporativo Coral. Los hechos polémicos se remontan al pasado lunes, cuando parte de los ejecutivos celebraron una asamblea a espaldas de Prisa, en la que se acordó la modificación de los miembros del Consejo de Administración, el cese de su director general, el de su director de finanzas y la sustitución de todos ellos por personas afines a Corporativo Coral.

Los medios del país se han hecho eco de lo sucedido. El periodista Darío Celis informa en su cuenta de Twiiter de que los empresarios Cabal Peniche y Miguel Alemán Magnani habrían tomado “por asalto las instalaciones de W Radio, de PRISA, para tomar por fuerza control editorial”.

De acuerdo con la información del semanario Proceso, Magnani, empresario del sector editorial y ejecutivo de la aerolínea Interjet, habría designado a Ignacio Carral Kramer como director general para que sustituyera a Francisco Cabañas, hasta entonces director general de Radiópolis.

Prisa, por su parte, ha sido contundente en su comunicado. «La mencionada asamblea de accionistas, de la que Grupo PRISA no tenía conocimiento, no fue convocada ni celebrada conforme a lo establecido en los estatutos sociales ni la legislación en vigor y es, por tanto, nula», explica el grupo presidido por Javier Monzón.

La compañía española confirma en su comunicado que personas cercanas a Alemán consiguieron entrar en las instalaciones de Radiópolis, «con el objetivo de acceder de manera no autorizada a sus sistemas de información», pero no lo consiguieron. Más tarde, inciden, «Coral difundió un comunicado, haciéndolo pasar como una  nota de prensa, en la que informaba de los supuestos relevos en el Consejo de Administración y en la Dirección de la compañía».

Enfrentamiento camino de los tribunales

Ante esta situación, Prisa ha notificado su decisión de llevar a cabo las necesarias acciones legales para preservar el adecuado funcionamiento de Radiópolis. 

Explican que el objetivo es «que sus profesionales puedan seguir desempeñando su labor con el rigor y la independencia que les caracteriza, al objeto de que sus emisoras sigan prestando el mejor servicio a sus oyentes y a la sociedad mexicana».

El grupo advierte que llueve sobre mojado, pues la situación actual ha venido precedida por otras actuaciones que constituyen graves incumplimientos de las obligaciones societarias y contractuales por parte de Coral y del empresario Miguel Alemán Magnani.

Cristian Reche