Seat exige al Gobierno evitar retrasos en el PERTE para no poner en riesgo las inversiones

Los eventuales "retrasos" en la convocatoria del PERTE de la automoción pueden hacer peligrar los planes de Volkswagen para situar en España su fábrica de baterías

Un operario trabaja en el nuevo laboratorio de baterías de Seat. EFE

El presidente de Seat, Wayne Griffiths, ha advertido este miércoles al Gobierno de que los eventuales «retrasos» en la convocatoria del PERTE de la automoción pueden hacer peligrar los planes de Volkswagen para situar en España su fábrica de baterías.

Este mismo miércoles el presidente del Gobierno ha anunciado la publicación de forma inminente las cuatro primeras convocatorias de ayudas del proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica (PERTE) de energías renovables, hidrógeno renovable y almacenamiento, por un montante de 500 millones de euros

Aunque Sánchez ha comunicado que a lo largo de estas semanas se publicarán el resto de Pertes, el presidente de Seat espera que el Gobierno comunique lo antes posible el PERTE. «Más retrasos en la convocatoria serían críticos para el Future Fast Forward«, ha afirmado Griffiths en alusión  al proyecto de electrificación del grupo automovilístico.

Seat ha inaugurado oficialmente este miércoles el Test Center Energy, el primer centro de desarrollo de baterías de España y el cuarto del grupo Volkswagen en el mundo, en el que ha invertido unos 7 millones de euros. En el acto de inauguración, Griffiths ha asegurado que el grupo Volkswagen ha «hecho los deberes», de modo que quien ahora debe «ponerse las pilas» es el Gobierno.

El presidente de la automovilística ha señalado que la fábrica de baterías -un proyecto distinto al laboratorio de baterías hoy presentado, donde se lleva a cabo el desarrollo de los productos pero no su producción- «solo se instalará en España si los incentivos del PERTE lo permiten«, por lo que ha añadido que «es demasiado pronto hoy para hablar de dónde se instalará esta fábrica de baterías».

En cualquier caso, la candidatura de Cataluña para albergar la fábrica de baterías de Volkswagen, en caso de que el grupo decida instalar este centro en España, ha quedado rezagada y las comunidades que tienen ahora más opciones son Extremadura, Valencia y Aragón.

Seat rebaja previsiones

Por otro lado, cabe destacar que para 2021, Seat creía que podía fabricar 483.000 coches en la fábrica de Martorell (Barcelona), sin embargo, debido a la escasez de microchips rápidamente,dejó en agua de borrajas las previsiones y tras dos expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) terminará la campaña por debajo de las 400.000 unidades.

Los augurios para 2022 son más conservadores de lo que eran hace un año, pero se mantiene la ambición de producir más vehículos que este año: el objetivo es alcanzar los 440.000 automóviles.

Sin embargo, los sindicatos son escépticos con los datos al no vislumbrarse una salida a corto plazo de la crisis de los microchips. Seat sabe que la escasez se mantendrá durante al menos la primera mitad de 2022, por ello tiene un ERTE abierto hasta el 30 de junio de 2022.