Meller, la start-up de gafas de sol y relojes, multiplica por 12 las ventas

stop

La compañía barcelonesa aterriza en México y Chile tras un año rompiendo al alza todas sus previsiones

Sergi Benet, Borja Nadal y Marco Grandi, fundadores de Meller. / Imagen cedida.

Barcelona, 03 de enero de 2017 (06:00 CET)

Meller ha logrado en solo dos años superar todas sus expectativas de facturación. En 2016 la start-up fundada por Sergi Benet, Borja Nadal y Marco Grandi ha logrado ventas por seis millones de euros y encara el nuevo año con la vista puesta en Latinoamérica. De forma inminente desembarcará en México y Chile, según apunta Benet a Economía Digital.

La marca de accesorios tiene también su punto de mira este año en Colombia, Perú, Brasil, Estados Unidos y Australia. La clave del éxito de los tres emprendedores ha sido poner a la venta a bajo precio un producto unisex de moda al que el consumidor atribuía tradicionalmente un precio elevado. Al no tener talla, resulta idóneo para vender por Internet.

Para conocer los inicios de Meller hay que remontarse a su paso por Kuala Lumpur. Allí se desplazaron al acabar la carrera los tres emprendedores para participar en una incubadora de empresas emergentes. "Presentamos el proyecto pero lo rechazaron porque se necesitaba mucho capital para crear marca", explica Benet.

Gran inversión en marketing digital


Al no obtener la inversión, los tres jóvenes arrancaron por su cuenta el negocio, que se estrenó en el mercado español en mayo de 2014 vendiendo gafas de sol y alcanzó en su primer ejercicio una facturación de 45.000 euros. Al llegar el invierno a la Península, Meller se trasladó a Australia, donde el producto no cuajó. "Nos arriesgamos y gastamos todos los recursos que teníamos", relata Benet.

Para superar el bache, la start-up entró en la aceleradora Conector y encontró inversores que facilitaron 40.000 euros. Fue la primera y la última ronda que ha necesitado la empresa, ya que la progresión de las ventas en los últimos dos años no ha tenido freno. "A la mínima que invertíamos en publicidad nos quedábamos sin stock", recuerda Benet, que argumenta que haber arriesgado ha sido una de las bazas para afianzar el negocio.

Al aumentar los aprovisionamientos y realizar una notable inversión en marketing digital, la facturación de Meller escaló en 2015 hasta los 500.000 euros. "En 2016 fuimos a por todas y aprovisionamos todavía más producto", cuenta el cofundador de la compañía, que está presente en una quincena de países, como Portugal, Francia, Alemania e, incluso, Italia.

Hawkers y Meller rompen el dominio del gigante italiano Luxottica

Precisamente Italia es un mercado emblemático para las empresas de óptica. El gigante italiano Luxottica copa la producción al fabricar modelos de Ray-Ban, Ralph Lauren y otras 25 marcas. Con precios bajos y publicidad en redes sociales las gafas de sol ''low cost'' españolas están abriendo una brecha en este negocio en el que parecía imposible penetrar.

El fenómeno Hawkers, que con 40 millones de facturación en 2015 es una de las grandes historias de éxito del emprendimiento español, avanza en paralelo al de Meller pero no converge. "En principio no nos planteamos una fusión, queremos crecer en solitario", señala Benet. 

Tras introducir en 2016 relojes de cristal de zafiro, que representan en torno a una cuarta parte del negocio, en 2018 Meller planea ampliar el negocio y lanzar otro accesorio que prefieren no revelar. Para este año la previsión es alcanzar los 14 millones de facturación, aunque la experiencia reciente permite el optimismo. "Ojalá tengamos que ir cambiando las previsiones porque querrá decir que el negocio avanza bien", zanja Benet.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad