Amazon ofrece a sus clientes la posibilidad de financiar sus compras por importe de entre 75 y 3.000 euros. Foto: EFE/SS

Amazon contraataca la ofensiva comercial de la banca

stop

La tecnológica se alía con Cofidis para financiar compras, aprovechando que ya contempla los cargos directamente en cuenta corriente

Economía Digital

Amazon ofrece a sus clientes la posibilidad de financiar sus compras por importe de entre 75 y 3.000 euros. Foto: EFE/SS

Madrid, 23 de septiembre de 2019 (16:12 CET)

Se cumplen los peores presagios de la banca y la entrada de los gigantes tecnológicos en el negocio bancario comienza a ser una realidad. El último movimiento de Amazon es la firma de un acuerdo con Cofidis para ofrecer a sus clientes la posibilidad de financiar sus compras por importe de entre 75 y 3.000 euros, opción que hasta ahora no ofrecía en España.

Desde hace años, los bancos han mostrado su preocupación por la entrada de gigantes tecnológicos en el negocio, en un entorno marcado ahora, además, por los tipos de interés negativos, que afectan a su rentabilidad.  Este 14 de septiembre ha entrado en vigor la Directiva PSD2 que cambia la seguridad en los pagos en comercio electrónico y que también abre la puerta de entrada a los gigantes tecnológicos -GoogleAmazon o Facebook- al negocio financiero, que tanta polémica ha generado con la banca.

El último movimiento anunciado por Amazon permite que los usuarios fraccionen el pago de su compra de entre 75 y 1.000 euros en cuatro cuotas durante 90 días, sin intereses, con una comisión de apertura de entre el 0 y el 2,5 % del importe de su pedido.

Los clientes pueden escoger una línea de crédito de hasta 3.000 euros a devolver en un máximo de 24 meses, "con intereses competitivos y adaptados a los clientes", explica Amazon, que añade que recibirán una respuesta inmediata de Cofidis a su solicitud para importes inferiores a 1.000 euros y en menos de 48 horas para las compras que superen este importe.

Estas opciones de financiación ya están disponibles en la página web de Amazon, excepto para cheques regalo de la compañía, productos digitales (música, vídeos, libros de Kindle, descargas de juegos o aplicaciones), productos en preventa o productos sin stock.

Pagos desde cuenta bancaria 

Este no ha sido el único paso hacia el negocio bancario que ha dado la multinacional dirigida por Jeff Bezos. Amazon ha incorporado también la posibilidad de pagar desde la cuenta bancaria, es decir, no será necesaria la tarjeta de crédito o débito para realizar una compra. Además, esto permite realizar compras sin recurrir a las compañías procesadoras que actúan como intermediarios en las transacciones.

Este método innovador de Amazon se puede realizar gracias a la zona única de pagos en euros (SEPA por su acrónimo en inglés), que es el área en el que ciudadanos, empresas y otros agentes económicos pueden efectuar y recibir pagos en euros en Europa, dentro y fuera de las fronteras nacionales, en las mismas condiciones y con los mismos derechos y obligaciones, independientemente del lugar en que se encuentren.

La banca se lanza a competir 

La banca española no se ha quedado de brazos cruzados ante la irrupción de las tecnológicas en el negocio. Tal y como adelantó Economía Digital la semana pasada, algunos bancos ya están abriendo nuevas líneas de negocio inspiradas en este tipo de empresas, centrados en las ventas online. 

En concreto, Caixabank (www.promocaixa.es) y BBVA (www.decomprasbbva.com) cuentan con sus propias tiendas online de productos (no tan amplias como las del gigante norteamericano), pero ya con una amplia diversificación de producto. La primera ya vende productos de tecnología, del hogar, aparatos de fitness, patinetes eléctricos o alarmas Securitas Direct, entre otras propuestas.

Hemeroteca

Amazon
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad