Ana Patricia Botín, presidenta de Banco Santander. EFE.

Ana Botín busca tajada del desplome del Santander

stop

La presidenta de Banco Santander compra un millón de acciones de la entidad y su participación (0,14%) ya suma 80 millones en títulos

Madrid, 01 de noviembre de 2019 (10:37 CET)

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha reaccionado rápido a la caída que han sufrido las acciones de su entidad tras la presentación de sus resultados trimestrales. Botin ha aprovechado los bajos precios a los que cotiza el valor después de desplomarse durante dos sesiones consecutivas para incrementar posiciones, confiando así en una pronta recuperación.

Según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Ana Botín ha comprado un millón de títulos de la entidad financiera que preside a un precio entre 3,56 y 3,65 euros por acción. La inversión ha ascendido a 3,6 millones de euros. Con esta compra, la presidenta de la entidad suma 80 millones de acciones del banco, con lo que su participación se acerca al 0,14%.

Los títulos de Santander se dejaron un 4,06% el día de la presentación de resultados, el 30 de octubre, y un 3,11% al día siguiente. En la sesión de este viernes han vuelto a abrir en negativo por lo que el castigo, de momento, no se detiene.

El Banco Santander obtuvo un beneficio neto de 3.732 millones de euros en los nueve primeros meses del año, el 35% menos que un año antes, tras dotar 2.448 millones, principalmente, por el ajuste del fondo de comercio de Reino Unido. En el trimestre, la entidad ha obtenido un beneficio atribuido de 501 millones de euros, el 75% menos que en el mismo trimestre del año pasado.

El Santander despide su cuenta estrella

La compra de acciones por parte de Ana Botín no es la única reacción a los malos resultados presentados por la entidad. Banco Santander anunció este jueves que cesará la comercialización de su cuenta "1, 2, 3" y eliminará muchos de los beneficios que la convirtieron en uno de los productos estrellas de la banca retail de los últimos años.

El banco presidido por Ana Botín también dejará de remunerar la cuenta "1,2,3" a partir del 1 de enero de 2020, por lo que tampoco cobrará las comisiones por las tarjetas y el mantenimiento que solía cobrar a los clientes que contrataran el producto, lanzado en mayo de 2015, siempre que se cumplan una serie de condiciones de vinculación.

Así las cosas, el Santander no ofrecerá a partir de 2020 la devolución de hasta el 3% de los recibos domiciliados que solía ofrecer a los clientes de la referida cuenta. Tampoco seguirá vigente la devolución del 3% para los primeros 1.000 euros de saldo que mantuvieran en la cuenta, ni el regalo de una acción de la entidad como obsequio de bienvenida. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad