Ana Botín nunca se vio con Iglesias ni era clienta de su banco en España

stop

La presidenta del Santander asegura que "cuanto antes tengamos gobierno, mejor", y espera que, tras domiciliar los recibos en la cuenta 123, "me den una o dos acciones"

Ana Botín, presidenta del Banco Santander / EFE

Madrid, 27 de enero de 2016 (16:03 CET)

El discreto José Antonio Álvarez, consejero delegado del Banco Santander, no salía de su asombro cuando Ana Botín, la presidenta de la entidad financiera, dejaba caer, en plena presentación de resultados del ejercicio 2015, que no era clienta del Banco Santander en España.

"Tenía cuenta en el Santander, pero no era operativa. Mi banco principal era otro, como le ocurre a muchos de nuestros clientes. Ahora, desde octubre, ya tengo Cuenta 123. Pero, como no tenía los recibos domiciliados –los tenía en otro banco–, no cumplía el requisito para recibir acciones del banco. A partir de hoy ya sí, y espero que me den una o dos acciones", zanjaba la cuestión la presidenta en tono jocoso.

Preocupación tras el 20D

Más seria y preocupada, e intentando salirse por la tangente lo mejor posible, abordaba la cuestión relativa a la incertidumbre política que se vive en España tras el 20D.

"No soy experta política. Nuestro trabajo es gestionar el banco", respondía cuando le preguntaban sobre la posibilidad de que Pablo Iglesias, el líder de Podemos, pudiera llegar a ser vicepresidente del Gobierno. Y se mostraba categórica al señalar que "nunca me he reunido con Iglesias".

"Suena menos el teléfono" para comprar activos

Lo que sí dejó clara es su esperanza de que "cuanto antes tengamos gobierno, mejor, y confío en que los partidos encontrarán la mejor solución". Y no quiso ni plantearse la posibilidad de que puedan repetirse las elecciones.

"Suena menos el teléfono para comprar activos que hace dos meses", apuntaba Ana Botín ante el supuesto parón de las inversiones que se está produciendo por las dudas que existen sobre el futuro político en España.

No obstante, no dudaba en señalar que el interés de los inversores por invertir en nuestro país sigue siendo muy alto, por lo que, entiende, que volverá la confianza en cuanto se aclare el panorama.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad