Anticorrupción estudia querellarse contra la ex directora de la CAM

stop

INVESTIGACIÓN

María Dolores Amorós

15 de febrero de 2012 (20:43 CET)

La Fiscalía Anticorrupción estudia si presenta una querella contra la exdirectora general de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), María Dolores Amorós. Una decisión que tomará tras comprobar la existencia de las irregularidades denunciadas por el Banco de España en la concesión de una pensión vitalicia anual de casi 369.497 euros.

Según informa Europa Press citando a fuentes judiciales, las unidades de apoyo a la Fiscalía Anticorrupción han analizado la documentación enviada por los interventores del Banco de España en la que figuran las irregularidades por las que el supervisor le impuso un despido disciplinario el pasado 28 de septiembre. Estos hechos pueden constituir sanciones administrativas.

Los gestores del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) concluyeron entonces en su informe que Amorós “actuó en beneficio propio al calcular su propia pensión vitalicia”. Además, cuestionaron su gestión por “falsear las cuentas para ocultar la debilidad financiera de la entidad”.

Audiencia Nacional

En caso de que se determinen posibles delitos, los fiscales encargados podrían presentar una querella individual contra Amorós o unir sus acusaciones a la causa abierta por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska contra la CAM. El magistrado indaga las presuntas irregularidades en la gestión de la entidad a raíz de una denuncia presentada por un particular.

Amorós asumió la dirección general de CAM en noviembre de 2010 y el 10 de agosto de 2011, una vez intervenida la entidad, la destituyeron temporalmente de sus competencias.

La exdirectora pactó en noviembre de 2010 una retribución anual de 593.040 euros. Unos 30 días después, cerró su contrato y acordó con el presidente de CAM, Modesto Crespo, su pensión, con una prestación vitalicia asegurada de 30.791 euros al mes. En total, recibía 369.497 euros anuales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad