Banca Privada de Andorra entra en España después de un largo peregrinaje

stop

ALIANZA

Ramon Cierco Noguer

19 de julio de 2011 (19:54 CET)

Un rúbrica pondrá fin a un peregrinaje del capital andorrano por el sistema financiero español. La firma que estamparán mañana los representantes de Banca Privada de Andorra (BPA) para tomar el control efectivo y definitivo de Banco Madrid es la culminación de un año de obstáculos desde que en marzo de 2010 suscribieran un protocolo de intenciones con la caja de ahorros vasca Kutxa.

Los representantes de la banca andorrana han tenido que vencer no pocas dificultades para poner un pie en casa del vecino. La primera y más importante ha sido la desconfianza del Banco de España con respecto a los capitales andorranos, su procedencia e intenciones. La Kutxa dejó en manos de BPA el Banco de Madrid hace algo más de un año en una operación que salió prácticamente gratis a los compradores.

Sin embargo, los andorranos han tenido que esperar a que su país firmara con España un convenio de intercambio de información que le alejaba del estatus de paraíso fiscal que tanto inquieta a la entidad que gobierna Miguel Ángel Fernández Ordóñez. El acuerdo tomó vigencia en febrero pasado y era condición sine qua non para que los andorranos pudieran tomar el control de un banco español. Por si todo eso fuera poco, la autoridad financiera española ha intentado garantizarse buenas prácticas bancarias. ¿Cómo? Forzando que la presidencia del consejo de administración de Banco de Madrid recayera en manos de un ejecutivo de absoluta confianza.

Presidente impuesto

El nombre escogido para esta función, aunque sin poderes ejecutivos, es el de José Pérez Fernández, que entre otros méritos curriculares sumaba el de haber sido jefe de Inspección del Banco de España, además de haber prestado sus servicios en BBVA e Intermoney. Pérez, economista prestigiado en la capital española, ha formado parte del equipo de sabios que han conformado el nuevo sistema europeo de supervisión financiera.

BPA es una entidad andorrana presidida por los hermanos Higini y Ramon Cierco Noguer y dirigida por Joan Pau Miquel Prats. Especializada en la gestión de patrimonios y banca privada, su perfil de gestión coincide con el de Banco Madrid, también con experiencia en la banca personal para grandes clientes.

Patrimonios y fondos de pensiones

Con 17 oficinas distribuidas por la geografía española, Banco Madrid reforzará su perfil de grupo financiero especializado en la gestión patrimonial y en fondos de inversión. Los nuevos propietarios andorranos se han comprometido a capitalizar la entidad y a poner en rentabilidad la ficha bancaria. De hecho, en el primer trimestre de este año, el resultado fue de apenas 49.000 euros con un margen financiero de 318.000 euros. Durante el último año, la gestión efectiva ya ha sido desarrollada por los propietarios andorranos, aunque con un éxito relativo a tenor de los balances oficiales que figuran en la Asociación Española de Banca.

Banco Madrid tendrá como primer ejecutivo en esta nueva fase a Xavier Mallol.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad