Oficinas del Santander y el Popular en el centro de A Coruña.

Estos son los bancos que desaparecerán en España (según sus números)

stop

La banca mediana española corre el riesgo de desaparecer ante la nueva ola de fusiones. Algunas entidades empeoran resultados y su futuro es incierto

Barcelona, 04 de agosto de 2017 (05:55 CET)

La banca mediana española está en el centro de todas las miradas. El nuevo bailes de fusiones está a punto de empezar y el sector da por hecho que quedarán cinco grandes entidades, mientras que las medianas desaparecerán, o permanecerá alguna con un nicho muy concreto. Los últimos resultados semestrales, presentados hace una semana, evidencian que hay bancos con dificultades que pueden necesitar ser absorbidos, mientras que otros parecen poder sobrevivir en solitario.

Bankinter, Unicaja, Ibercaja, Kutxabank, Abanca y Liberbank conforman el grupo de bancos medianos de España, tras los grandes: el Santander, BBVA, Caixabank, Bankia y Sabadell. Después de la compra del Popular por el Santander, y la de BMN por Bankia, y con la incógnita de lo que pase con Deutsche Bank España, el mercado espera movimientos de consolidación. Es decir, que los peces grandes sigan compitiendo entre sí comiéndose los peces pequeños. Si no, se arriesgan a quedar reducidos y terminar siendo comprados.

¿Pero todos los bancos medianos están en el aparador? Hay entidades más apetitosas, por cuestiones de negocio o geográficas, pero no son necesariamente las que pueden necesitar una compra. Estas operaciones a menudo han sido impulsadas por el Gobierno, cuando una entidad necesita ayuda. Si nos fijamos en sus cuentas, en algunos casos nos indican que probablemente terminen en manos de un banco más grande. En algún caso puede ser el propio mercado el que lo incentive, como puede pasar con Liberbank si los bajistas vuelven a atacar.

Los resultados de Liberbank y Unicaja señalan dificultades; Ibercaja y Abanca miran de reojo

Lo que nos dicen los números es que tres de los seis bancos medianos pueden estar en el aparador, dos especialmente: Liberbank y Unicaja. Ibercaja también podría estar en el baile. Los resultados de los otros tres bancos son buenos y no apuntan a urgencias, aunque Abanca es una pieza cotizada. Por lo que respecta a Kutxabank y Bankinter, están fuera de las quinielas por diversas razones.

LIBERBANK es el caso más claro. Cotiza en bolsa y actualmente está sostenido artificialmente por la CNMV, que prohibió las ventas a corto de sus acciones hasta el 12 de septiembre. El ataque de los bajistas se llevó más de un tercio de su valor en junio. Ya cotiza por debajo del euro por acción y los analistas creen que todavía puede bajar más, por lo que su futuro es borroso. Sus resultados, con descensos en todos los márgenes, menos beneficio y una mora del 11,3%, tampoco son un buen augurio.

UNICAJA no está mucho mejor, pero su evolución en el parquet, al que saló el 30 de junio, está siendo positiva y está a salvo de los bajistas. Su margen de intereses cayó el 3% en el primer semestre, y su margen bruto, el 10,2%. El benefició bajó el 38%. Su tasa de morosidad es alta, del 8,9%, con una ratio de cobertura de solo el 50%. Por ahora no tiene urgencias, pero su nombre también suena en el baile de fusiones.

Abanca es muy apetitosa para la gran banca, mientras que Kutxabank tiene un gran problema

IBERCAJA todavía no cotiza en bolsa, pero también presentó resultados recientemente. Su margen de intereses subió ligeramente, el 0,4%, pero el margen bruto cayó el 11%. El resultado retrocedió el 42%, aunque el banco subrayó que fue a causa de los gastos del ERE. Sin ellos, el resultado neto habría subido el 31%. Pese a reducir la morosidad, es todavía del 8,7%, con una ratio de cobertura del 47%. Para mejorar estos balances, la entidad inició en julio la operación fleta para vender 490 millones de crédito promotor y rebajar la mora al 8%.

ABANCA es otra cosa. Tiene unas cifras envidiables. Su margen de intereses creció el 17%, su margen bruto el 57% y su beneficio neto el 23%. Ganó 229 millones, casi como Bankinter. Su morosidad es del 5,6%, con una cobertura del 55%. Por tanto, está saneada y no tiene necesidades. Pero precisamente por ello, es atractiva para muchos. Su fortaleza y su fuerte presencia en Galicia la hacen apetitosa para más de un gran banco.

Kutxabank y Bankinter, a salvo

Kutxabank vio caer el 3,8% su margen de intereses, pero el margen bruto se disparó el 28% y el resultado, el 18%. Su mora es del 5,66%. Le pasa un poco como a Abanca, con la diferencia de que es vasca –es el resultado de la fusión de las cajas vascas–, lo que disuade a posibles interesados. Domina un mercado muy particular, en el que el hecho de ser vasca le da una particularidad y una ventaja que si cayera en manos de un gran banco podría perder.

Bankinter es probablemente uno de los bancos más solventes de España. Perfectamente saneado, con una mora del 3,7%, incrementó todos los márgenes más del 10% en el primer semestre, aunque tuvo una tacha: ganó el 16% menos por su negocio en Portugal. Controlado por los Botín con un 24% de las acciones, seguirá en solitario mientras la presidenta del Santander y su familia quieran.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad