La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. Foto: Bankinter
stop

Con poco más de 400 oficinas, es el banco más rentable de España y el único que cotiza por encima de su valor contable

Madrid, 15 de agosto de 2019 (04:55 CET)

No es el más grande, ni el que más activos maneja ni el que tiene más oficinas ni clientes. Pero es el que, sin duda, ha sabido manejar mejor la crisis de 2008 hasta situarse en una posición privilegiada desde hace años. Bankinter presume de ser hoy, con diferencia, el banco más rentable de España entre los cotizados, el que mejor ratio de eficiencia presenta, el que tiene menos morosidad, la base de costes más baja y el único de los ocho que están en Bolsa que cotiza por encima de su valor en libros. Fue el primero que lanzó la banca telefónica en 1994 y también el primero que pagó a los clientes por los depósitos de los clientes.

Mientras otras entidades aspiran este año a repetir los resultados del ejercicio anterior, María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, aseguró durante la presentación de los resultados del primer semestre, “vamos a batir los beneficios alcanzados en 2018.

El pasado año ganó 526,4 millones de euros, un 6,3% más que en 2017. Pero en 2013, los beneficios crecieron un 72,8%, o un 30,4 en 2016. En los seis primeros meses de este año ha ganado  309 millones de euros, un 18,3% más. La rentabilidad para el accionista es del 12,84% en términos de ROE, cuando la media de los otros cinco bancos del IBEX se ha quedado en el mismo periodo en el 7,2. En 2016, eso sí, llegó a alcanzar un ROE del 13,48% o un 13,19 el pasado año.

Un objetivo claro desde sus inicios

Bankinter se fundó en junio de 1965 como banco industrial. Sus accionistas eran, al 50%, Banco de Santander y Bank of America. En aquellos años había una diferenciación legal entre los bancos comerciales (dedicados tradicionalmente al retail) y los industriales. Las circunstancias acabaron con esas dos especializaciones y hoy sólo quedan bancos comerciales. De aquella tiempos, hoy sobreviven una docena de marcas. Las crisis económicas vividas desde entonces y el endurecimiento de la regulación por parte de los supervisores han acabado con un centenar de entidades, en su mayoría cajas de ahorros y segundas marcas.

Hoy, el principal accionista de la entidad es Cartival, con alrededor del 23%. Detrás de esta sociedad se “esconde” el nombre de Jaime Botín, el hermano de Emilio Botín, presidente de Banco Santander hasta su fallecimiento en septiembre de 2014. Le acompañan entre los accionistas de referencia la familia Masaveu, que controla el 5,311%, y Blackrock, con el 3,649% de los derechos de voto.

“Desde el principio, el banco tuvo claro el concepto de entidad. No queríamos replicar a otros bancos y tener muchas oficinas”, dicen desde la entidad. Eligieron un nicho de mercado: rentas medias y altas. De hecho, hasta principios de los noventa, Bankinter no prestaba a clientes minoristas. Se centraba en “dar” dinero sólo a empresas grandes. Y en mantener su independencia tras la salida de Bank of America.

Sus buenos resultados pusieron a Bankinter en el punto de mira del sector durante los años de esplendor económico. En 2007, Crédit Agricole, uno de los principales bancos franceses, se hizo con el 15% de las acciones al comprar la participación del inversor indio Ran Bhavnani por 810 millones de euros y elevó su presencia en el capital hasta cerca del 20%. Hacía cinco años que Jaime Botín había dejado las labores ejecutivas del banco. Sólo las ejecutivas. En marzo de 2002 cedió la presidencia a Juan Arena.

Se inició entonces una carrera por ver quién era el primer accionista del banco, en la que las pequeñas compras en el mercado se sucedían día tras día. Hasta que estalló la crisis y Crédit Agricole tuvo que arrojar la toalla y se vio obligado a reducir gradualmente su participación hasta salir definitivamente del capital a finales de 2013. Jaime Botín, que alguna batalla había perdido, acabó ganando la guerra.

Qué le diferencia de otras entidades 

La continuidad del accionista de referencia y la longevidad de los equipos gestores son otros de los hechos diferenciales de Bankinter. A Juan Arena le sustituyó en 2007 Pedro Guerrero en la presidencia, cargo en el que permanece en la actualidad. María Dolores Dancausa, llegó desde Línea Directa Aseguradora a las máximas responsabilidades ejecutivas de Bankinter en octubre de 2010. Sustituyó a Jaime Echegoyen.  Y ahí sigue.

Otro de los hechos diferenciales es la política de riesgos. “Somos más conservadores”, dicen fuentes del banco. “Ponemos límites al dinero que se puede prestar a un sector determinado, incluido el sector público. Cualquier operación de crédito de más de 10 millones de euros tiene que llevar visto bueno de la Comisión de Riesgos. La ratio de morosidad en España es del 2,68%, la más baja del sector, a cierre del primer semestre.

Un perfil de cliente marcado 

Bankinter está centrado en un perfil muy concreto de cliente: gente que vive en la ciudad, profesionales independientes, trabajadores de multinacionales... Y está especializada en banca de empresas y banca privada. La cartera de inversión de banca de empresas en España alcanzó en junio  los 23.700 millones de euros, 1.000 millones más que hace un año. Es un 4,5% más que en junio de 2018, cuando en el conjunto de la banca los créditos a empresas han caído un 3,7%. En banca privada, la entidad ha cerrado la primera mitad del ejercicio con un patrimonio gestionado de 38.200 millones de euros, un 4% más. En banca personal, el volumen asciende a 23.000 millones, con un aumento en el primer semestre de 1.400 millones.

Su red de oficinas es la más pequeña de España entre las entidades cotizadas. Con apenas 450 maneja unos activos totales de 82.700 millones. Liberbank tiene abiertas 629 oficinas y gestiona 40.300 millones. Bankia roza unos activos de 210.000 millones y tiene en servicio 2.277 sucursales.

“No es sólo una cosa; es la acumulación de muchas lo que nos hace diferentes”, sentencian desde el banco. Hasta el hecho de que no hacen planes estratégicos ni días del inversor.

 

Hemeroteca

Bankinter
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad