BBVA paga 613 euros por cada cliente de CatalunyaCaixa

stop

El banco desembolsará 920 millones por la caja de ahorros, después de descontar 267 en créditos fiscales a la oferta que realizó al FROB; el beneficio del grupo mejorará 300 millones a partir de 2018

El presidente de BBVA, Francisco González

22 de julio de 2014 (12:54 CET)

Los beneficios de la compra de CatalunyaCaixa empezarán a notarse en la cuenta de resultados de BBVA a partir de 2018. Dentro de cuatro años, el excedente mejorará en 300 millones, según lo cálculos que ha hecho público hoy el segundo grupo bancario español. A esta mejora contribuirán exclusivamente el millón y medio de clientes que se traspasarán, a un precio final de 613 euros por cada uno de ellos.

La oferta que realizó el banco que preside Francisco González alcanza los 1.187 millones de euros por el 100% del capital de la caja de ahorros. Pero no se abonarán en su totalidad. El desembolso final será de 920 millones debido a la autorización que el Ministerio de Hacienda, capitaneado por Cristóbal Montoro, ha dado para que se contabilicen 267 millones en créditos fiscales de CatalunyaCaixa.

Entidad limpia

Esta era una condición para que BBVA pujara. A ella hay que sumar la limpieza de 6.400 millones en hipotecas problemáticas y un colchón de 300 millones que beneficiará al comprador de la caja. González obtiene blindaje contra futuros litigios. En este variado contexto de ayudas, el director de estrategia, Jaime Sáenz de Tejada, ha explicado a los mercados que adquiere “una entidad limpia, con una fuerte base de clientes, en el punto de cambio de ciclo de la economía española” y que el impacto negativo “no existirá, más bien al contrario”.

En la presentación a los analistas se ha destacado el momento económico en el que se producirá la absorción. España, a diferencia de las últimas dos subastas de CatalunyaCaixa, está inmersa en un ciclo de recuperación. BBVA adquiere, a la práctica, un millón y medio de clientes en “una de las zonas más ricas” del país. Su incorporación al banco a través del pacto alcanzado con el FROB supondrá un consumo de capital de 55 puntos básicos. No habrá ampliación de capital.

Futuro de los trabajadores de CatalunyaCaixa

Al precio de 920 millones, BBVA añadirá un coste de 450 millones para la reestructuración de CatalunyaCaixa. El 80% del gasto se realizará en el momento en que la integración sea efectiva, prevista para 2015. Los nuevos dueños tomarán el control de la institución barcelonesa sin una decisión tomada respecto a la plantilla, si perdurará la marca y si se cerrarán más oficinas. “En los próximos trimestres tendremos que ver la situación”, ha asegurado Sáenz de Tejada. Ante la ausencia de respuestas habría que remontar hacia los precedentes.

Cuando BBVA tomó Unnim
, aplicó un expediente de regulación de empleo (ERE) voluntario, cerró oficinas y fulminó la marca. La casuística en CatalunyaCaixa es diferente. El FROB la entrega con la mayor parte de los deberes en esos ámbitos hechos. Se han cerrado 390 sucursales y se ejecuta un ERE de 2.340 profesionales. Los portavoces del banco han recordado, sin embargo, que el grupo apuesta por “oficinas más grandes”. Desde el punto de vista marquetiniano, “no es una prioridad tomar una decisión sobre la marca”.

Nueva distribución de mercado

Con esta adquisición, la cuota de mercado de clientes en España alcanzará el 14,4%, frente al 11,8% actual; la de oficinas subirá al 11,7% desde el 9,4%; la cuota sobre el crédito bruto llegará al 16,1%, desde el 13,5% y la de recursos de clientes subirá del 12,8% al 15,2%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad