CatalunyaCaixa acepta 1.500 millones en pérdidas para vender sus hipotecas basura

stop

El FROB adjudica a Blackstone la cartera de 6.500 millones en créditos problemáticos que se diputaban cuatro fondos internacionales

Interior de una oficina de CatalunyaCaixa

16 de julio de 2014 (18:25 CET)

Blackstone ha adquirido las hipotecas problemáticas de CatalunyaCaixa por 3.500 millones de euros. El FROB ha elegido el fondo estadounidense y descartado la otra propuesta finalista, Pimco (que iba asociado con Deutsche Bank). En la ronda de semifinalistas estaban George Soros y Oaktree.

El organismo público, accionista de referencia de la caja de ahorros, logra cerrar, aunque con pérdidas, una operación capital para la privatización del banco al completo. Los grupos interesados (La Caixa y el Santander, principalmente) querían el balance limpio antes de presentar ofertas por la entidad.

Se traspasarán 6.500 millones en créditos de alto riesgo, por lo que el montante final de la operación generará un nuevo quebranto. Para minimizarlo, el FROB tendrá que apoyar la venta de estos préstamos cubriendo las pérdidas.

Más ayudas públicas

La cartera tiene provisiones por valor de 1.500 millones, de modo que quedan por cubrir, en número redondos, otros 1.500 millones.

El nuevo bloque de ayudas que recibirá CatalunyaCaixa se articulará a través de un fondo de titulación, que absorberá los préstamos. Comprará los contratos de menor calidad, de modo que asumirá las pérdidas que genere la cartera.

Esta opción vislumbra una mínima posibilidad de obtener plusvalías con los contratos de menor riesgo: es decir los que están al corriente de pago y los que presentan algún retraso puntual.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad