Bélgica quiere retirar el voto a los grandes defraudadores fiscales

stop

MEDIDAS CONTRA LA EVASIÓN FISCAL

El primer ministro belga, Charles Michel

en Barcelona, 25 de julio de 2015 (12:15 CET)

El primer ministro belga, Charles Michel, se plantea retirar los derechos políticos, entre ellos el del voto, a los grandes defraudadores fiscales. Esta medida se inscribiría en el recorte presupuestario puesto en marcha por la coalición conservadora que preside el país.

Michel, en una entrevista con el diario Le Soir, explica que, además del derecho al sufragio, los condenados por estafar grandes cantidades al Estado también perederían su derecho a ser elegidos como representantes públicos. "Es una acción fuerte contra los grandes fraudes fiscales", asegura el primer ministro.

Recorte presupuestario

El Gobierno de Bélgica aprobó este jueves las cuentas del país centroeuropeo para 2016, entre las que se incluye una importante subida del IVA (en el caso de la electricidad, del 6% al 21%) y una reforma fiscal para disminuir las contribuciones a la seguridad social de los asalariados.

Según los planes del ejecutivo, a partir del próximo año el Estado comenzará un ajuste de hasta 7.000 millones en su presupuesto, con diversas reformas a lo largo de los tres años que tiene por delante el equipo de Michel.

Respecto a la retirada del voto a los grandes defraudadores (dentro de otras medidas para una nueva regularización fiscal), el primer ministro no ha dado más detalles por el momento, aunque asegura que la iniciativa será desarrollada y planteada en el Parlamento.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad