Botín logra en tres meses la mitad del beneficio del Santander en 2012

stop

Sáenz prevé que “CatalunyaCaixa y Novagalicia van a sufrir” por la pérdida de confianza de los clientes

25 de abril de 2013 (13:41 CET)

Banco Santander ha ganado en tres meses la mitad de todo 2012. Emilio Botín ha logrado que el grupo llegue a la primera meta volante del actual ejercicio con 1.200 millones de margen. “El beneficio inicia el proceso de normalización después de las fuertes dotaciones de los últimos 12 meses”, proclama ante la prensa su número dos.

Alfredo Sáenz garantiza que habrá una fuerte generación de capital gracias al camino abierto desde enero: la ratio de liquidez sube al 109% debido a la mayor captación de pasivo y a la caída de la cartera de préstamos. La entrada de mora al balance cae a la mitad que los últimos dos años. Los impagos empiezan a moderarse. “El banco irá de menos a más en los próximos meses”.

Menos peso de España

España continua perdiendo peso. El 11% del beneficio procede del país. “Es mucho menor de lo que ha sido históricamente. Aunque recuperará esa posición. Una vez que nos hemos quitado de encima el saneamiento excepcional del negocio inmobiliario crecerá, aunque por el lado de las provisiones. No mejorarán los ingresos, pero al final todo es una mezcla”.

En tres meses se han captado 10.500 millones en ahorros de las familias que antes estaban custodiados por otras entidades. Prácticamente la mitad proviene de cajas de ahorros en problemas. “Jamás habíamos atraído tanto dinero y claramente nos estamos beneficiando de la confianza que generamos como marca”.

Por la razón contraria, Sáenz asegura que “CatalunyaCaixa y Novagalicia van a sufrir. Les va a costar mantener su posición en el mercado”. La del Santander ha subido más de dos puntos y medio.

La factura de las cajas

El coste de la crisis de las cajas para la banca sana “ha sido muy elevado”, se ha quejado Sáenz. Por varios conceptos: desde parte del saneamiento de la Caja de Ahorros de Castilla La Mancha, la CAM y Unnim a dar liquidez a las preferentes. La factura total en costes a repartir ha sido de 23.000 millones. De los que 10.000 millones han sido aportados por los grupos privados. De éstos, 2.500 millones han salido de los cajones del Santander. "Ese dinero no lo vamos a recuperar nunca".

En este mar revuelto, sin embargo, ha pescado el banco de Botín. Al captar más capital entre los pequeños ahorradores que huyen de las cajas, las emisiones de deuda del Santander, por ejemplo, se han reducido en 6.000 millones. “También es verdad que necesitamos menos recursos”. La reserva de liquidez sube a 217.000 millones, lo que garantiza, a juicio del primer grupo de crédito español, atender todos los compromisos futuros.

De hecho, ha devuelto 31.000 millones al Banco Central Europeo que tomó en 2012.

Menos deuda privada

Los particulares en España siguen devolviendo sus deudas y conteniéndose en pedir nueva financiación. Al menos aquellos clientes con un perfil óptimo para acceder al mercado de préstamos. De hecho, a pesar de que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) actualizan el paro al 27%, Sáenz cree que las hipotecas se seguirán pagando –la previsión es que siga en el 3% de morosidad—.

El crédito a empresas se mantiene estable. La morosidad que generan es dos veces la tasa de 2008. “Las empresas no inmobiliarias también están dando la cara”.

La crisis toca fondo

“No vemos riesgos especiales porque la situación económica irá mejorando”. El Santander opina que España ha tocado fondo. Los dos primeros trimestres del año serán “malos” según sus previsiones. El tercer periodo será de crecimiento cero y en el último el PIB volverá al terreno positivo, aunque muy débilmente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad