BPA asegura que la intervención ni afecta a la "propiedad ni a la gestión"

stop

El consejero delegado ordena la apertura de una investigación interna y que la cúpula del banco colabore con los interventores del Gobierno andorrano

10 de marzo de 2015 (20:49 CET)

La cúpula de Banca Privada d'Andorra (BPA) asegura que la intervención de la entidad por el Gobierno del Principado no afecta a la propiedad del grupo "ni a su gestión". Además, el consejero delegado, Joan Pau Miquel Prats, ha ordenado la apertura de una investigación interna para identificar a los directivos que habrían incurrido en "mala praxis".

Estados Unidos (EEUU) ha acusado, a través de la agencia que combate el blanqueo de capitales. a BPA de colaborar con el crimen organizado para lavar dinero procedente de actividades delictivas. El informe del Departamento del Tesoro señala que varios directivos del grupo andorrano habrían cobrado "comisiones desorbitadas" y "otros servicios" a cambio de pasar por alto el origen de los fondos y de actuar como testaferros.

Las investigaciones se refieren "exclusivamente a las actividades andorranas de BPA y no afectan a sus filiales internacionales", remarca el grupo en una nota a los medios. El consejo de administración se mantienen en sus funciones y el banco realiza las operaciones financieras "con total normalidad", en el marco de una "intervención preventiva" para garantizar el proceso de investigación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad