Brufau: “El gas y el petróleo no se acaban en el mundo”

stop

El presidente de Repsol asegura que el fracking soluciona la limitación de los recursos y reclama una legislación europea para su desarrollo

30 de mayo de 2014 (20:47 CET)

El gas y el petróleo no se terminan. El presidente de Repsol, Antoni Brufau, ha defendido ante el empresariado catalán reunido en las jornadas económicas del Círculo de Economía este viernes las virtudes del fracking. La principal, aunque sólo se ha referido a ella de forma elíptica, es que ha permitido a Estados Unidos (EEUU) rebajar los costes energéticos y mejorar la competitividad del país. Música para los oídos de los ejecutivos tras una jornada en la que se ha reclamado por activa y pasiva que el Gobierno español rebaje la factura eléctrica.

Brufau ha recordado que en EEUU, el primer país en dar luz verde a la extracción de recursos de la roca madre, se producen a través de estas técnicas tres millones de barriles de crudo diarios. Una cifra nada desdeñable si se comparan con los 11 millones que produce Arabia Saudí, según el empresario.

Regulación comunitaria

“Europa tiene que aumentar la producción de hidrocarburos propios para ayudar a la sociedad”, ha remarcado el ejecutivo. Y el fracking debe estar entre las opciones a contemplar. Por ello, exige que la Comisión Europea dé forma a una legislación común. “Hay que establecer una estrategia y unos costes conjuntos”, ha remarcado.

De nuevo, Brufau recomienda mirar a EEUU para recoger los puntos fuertes de su legislación. “La propiedad de lo que hay debajo del subsuelo es del dueño del terreno, que se lleva unos royalty de las compañías y, antes, cobran alquiler”, señala. Por lo que son los principales interesados en las prospecciones. Afirma que es necesario que los criterios técnicos no se impongan a los medioambientales.

Polémicas nacionales

El discurso de Brufau, quien este viernes ha abandonado la comisión ejecutiva de Gas Natural, ha versado exclusivamente en una defensa de la extracción no convencional. Eso sí, los empresarios no le han dejado salir de la sala sin pronunciarse sobre las dos polémicas de actualidad del país.

Sobre la autorización del Medio Ambiente de las prospecciones de petróleo en Canarias, Brufau ha indicado que serán “positivas para todos”. Igual de esquivo se ha mostrado a la hora de hablar de la descarga de crudo de arenas bituminosas, un material altamente contaminante, procedente de Canadá que será tratada en la refinería de la compañía Petronor en Muzkiz (Bizkaia). “Ya ha llegado un barco a España”, ha contestado el ejecutivo. Pelotas fuera a la hora de hacer cualquier valoración.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad