Bruselas apremia a España para que privatice ya Bankia y BMN 

stop

Comisión y BCE advierten de los recortes que tendrá que afrontar el nuevo gobierno, así como de los deberes pendientes del sector financiero 

Imagen de un cajero de Bankia, en una imagen de archivo

Barcelona, 24 de octubre de 2016 (19:59 CET)

A pesar de que el crecimiento de la economía española es "robusto", el próximo ejecutivo tendrá que seguir recortando el gasto público, aseguraron este lunes la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE). Igualmente, Bruselas alabó el "alto grado de estabilidad" del sector financiero español, pero con muchos matices: "se necesitan más esfuerzos para fortalecer la resistencia del sector bancario a medio plazo", proclamó. 

En este sentido, las palabras más claras de la Comisión y el BCE se dirigieron a las dos últimas cajas de ahorros que siguen en manos del Estado desde 2014 (Bankia y BMN), sobre las que "no ha habido progresos" en su proceso de privatización, tal y como exigen las autoridades comunitarias.

"Completar la reestructuración y privatización de estas entidades es importante para reforzar la estabilidad del sector bancario", han incidido este lunes.

Desinversiones de la Sareb

Igualmente, desde Bruselas consideran que se ha avanzado en la desinversión de la Sareb (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria), encargada de dar salida a activos problemáticos de las antiguas cajas. 

Esta entidad, sin embargo, aún tiene que completar la valoración de sus activos conforme a las nuevas normas de contabilidad, lo que a juicio de la CE y el BCE, podría tener conllevar cambios en el cálculo de las pérdidas potenciales en parte de sus activos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad